La Copa más linda

Boca vuelve a la Libertadores y ya tiene rivales: analizamos lo que le tocará al Xeneize en una Copa con 17 campeones que promete ser intensa y difícil. Prohibido no soñar.

Este miércoles en Luque, Paraguay, se realizaron los sorteos para definir los fixtures de las dos competencias internacionales, la Copa Libertadores y la Sudamericana. Hubo 13 equipos argentinos clasificados contando ambos torneos, pero tan solo un entrenador se hizo presente: Guillermo Barros Schelotto, representando a Boca.

La Libertadores, reza la canción, es la obsesión del Xeneize y de su DT en 2018. No será fácil: otros 16 equipos campeones también la disputarán y, uno imagina, querrán ganarla. Por lo pronto, Boca ya tiene a dos de sus tres rivales en la fase de grupos, mientras que deberá esperar a los repechajes para conocer el cuarto.

Leé también: Las claves del Boca puntero 2017

El rival más difícil es Palmeiras, y no sólo por la historia y esos duelos calientes de principios de siglo: el Verdao fue campeón del Brasileirao en 2016 y terminó segundo detrás de Corinthians en 2017. Ahora, para este año, fichó a Lucas Lima, volante del Santos y de la Selección brasileña, y contrató a un nuevo entrenador, el joven Roger Machado. Boca chocará con los paulistas por la tercera y la cuarta fecha del grupo: el primer partido será de visitante, el 11/4; mientras que la vuelta en la Bombonera se dará el 25/4.

img-20171222-wa0021979153192.jpg

Alianza Lima será el adversario del debut, el primero de marzo en Perú, y del cierre del grupo, el 16 de mayo en La Boca. Es el club más antiguo de la liga incaica y, muy probablemente, el más popular: ese choque en Lima será un acontecimiento para un club que tuvo su época dorada a fines de los 70′, cuando accedió dos veces a semifinales de la Libertadores (76 y 78). En la actualidad, Alianza ganó los torneos Apertura y Clausura, por lo que se quedó con el Campeonato Descentralizado de la mano del DT uruguayo Pablo Bengoechea, ex Peñarol.

El cuarto rival todavía es desconocido: saldrá de las primeras fases dentro de una lista que incluye a Montevideo Wanderers (rival en la Copa 2015), Olimpia (viejo verdugo xeneize), Carabobo de Venezuela (7.500 kilómetros de Buenos Aires), Guaraní (habitué de las Copas en estas últimas ediciones) y Junior de Barranquilla (semifinalista de la Sudamericana).

No es casual que Guillermo haya dicho presente en el sorteo: después de llegar a cuartos de final con Lanús en 2014 y a semifinales con Boca en 2016, sueña con que la tercera sea la vencida y pueda alcanzar la final. El camino será difícil desde el comienzo, pero el Mellizo ya empezó a jugarla.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Defensa para armar

En MuyBoca pusimos el foco sobre la línea defensiva del equipo de Russo: ¿cómo se pasó de la solidez del 2020 a la falta de funcionamiento de la actualidad?

¿Quién es Andrés Felipe Román?

Miguel Russo tiene su lateral derecho: Boca sumó al colombiano Román cuando nadie lo tenía en carpeta. En MuyBoca te lo presentamos.

El vaso medio lleno

El análisis de Marcelo Guerrero del empate 2-2 en el debut del torneo: los problemas atrás y las virtudes adelante.