¿Tiro de gracia?

Boca visita a su escolta San Lorenzo con el objetivo de demostrar quién manda en el torneo: con una victoria lo dejaría a nueve unidades. La única duda de Guillermo es la vuelta o no de Pablo Pérez al equipo titular.

La tan mentada crisis de Boca, en este caso en su versión estival, fue apenas una brisa. La sonrisa de quienes especulaban con un inminente traspié del Xeneize carecía de validez. Bastaba con una victoria para desterrar dichas ilusiones. Y para colmo, el triunfo ante Colón no fue lo único positivo para el equipo de Guillermo. San Lorenzo, escolta y próximo rival, cayó ante Talleres. Luego, Independiente, otro de los que amenazaba con prenderse en la pelea, perdió con Estudiantes. Más abajo, en la lucha por ingresar a la Sudamericana, Racing, con el regreso de Centurión, el crack de las gambetas indescifrables -que lo es-, fue derrotado por Unión en el debut de Coudet en el banco. Y por último -o todavía no tanto-, River bajó la guardia al caer vencido ante Huracán. En resumen, se puede decir que en la fecha pasada ganaron todos los grandes…

Este mes será el último, esperemos que del año, con una sola competencia para Boca. Será fundamental aprovecharlo para allanar el camino en el torneo. Por eso viene bien visitar el Nuevo Gasómetro en este momento. Los dirigidos por el Pampa Biaggio tuvieron un inicio de 2018 dubitativo. Y la responsabilidad del Xeneize será darle otra estocada para dejarlo groggy y sepultar sus chances en el campeonato. Con un triunfo, la distancia se extendería a nueve unidades. Una cifra que no es definitiva. Pero casi…

En cuanto al equipo para enfrentar al Ciclón, la única duda del Mellizo es la hipotética vuelta de Pablo Pérez, recuperado de una lesión. Todo parece indicar que el ex Málaga regresaría al 11, pero Guillermo eludió dar su veredicto final en la conferencia de prensa del viernes. El que pagaría el derecho de piso para que ingrese el capitán -hasta que vuelva Gago-, sería Bou. Si se confirma, Tevez volvería a actuar de 9, a criterio de muchos un error que el técnico parecía haber subsanado. De esta forma, el equipo saldría con: Rossi; Jara, Goltz, Magallán, Fabra; Nández, Barrios, Pérez; Pavón, Tevez, Cardona.

La visita al Gasómetro aparece como una oportunidad ideal para marcar presencia. En 2016, antes de capturar la punta en el Monumental, Boca inició en su paso por Bajo Flores la racha de victorias que lo guió a los más alto del torneo. El resto es historia. El Xeneize fue campeón y nunca soltó el liderazgo hasta el día de hoy. Y algo es seguro: tampoco lo hará este domingo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Empuje a lo Boca

El Xeneize se lo dio vuelta a Atlético Tucumán al final y desató la fiesta en la Bombonera. Sobró posesión y faltó profundidad, pero los goles de Langoni devolvieron al equipo a la pelea.

Grito de desahogo

Boca ganó como más se disfruta: 1-0 en la última en Florencio Varela. Queda mucho por mejorar, pero la victoria tranquiliza. Próximo rival: el puntero, Atlético Tucumán.

Rumbo torcido

Boca no pasó del 0-0 ante Rosario Central y profundizó el desconcierto en su presente. Sin una columna vertebral sólida, al Xeneize nuevamente lo salvó Rossi y generó poco en ataque.