Trabajo forzado

Boca tuvo que trabajar más de la cuenta para sumar de a tres como local: con un gol de Fabra, casi de casualidad, el Xeneize superó a Temperley y mantiene la diferencia con sus perseguidores.

El equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto volvió a sumar de a tres en la Bombonera, pero no fue un partido típico, de los que nos tiene acostumbrado el Boca de los Mellizos: el local tuvo que luchar mucho en un encuentro trabado y donde la apertura del marcador llegó a través de una jugada fortuita de Frank Fabra. Agustín Rossi tuvo una intervención clave para mantener el 0-0 en el primer tiempo y en la segunda parte debutó Wanchope Ábila y tuvo una situación clara para convertir pero el palo le dijo que no.

En el ajedrez táctico, Esmerado planteó un juego de neutralización de las virtudes xeneizes con resultado positivo para sus dirigidos. Boca se vio enredado por Temperley en el mediocampo, los volantes del conjunto local nunca jugaron cómodos y cuando tuvieron espacio fue porque las opciones de pase estaban bloqueadas. Aún así Boca tuvo chances de quebrar el cero partir de los pies de Pavón: primero fue con un centro que Bou remató desviado dentro del área chica y después un pique al vacío donde el ‘7’ no supo como resolver ante la salida de Ayala. En una primera mitad carente de emociones, quedó mejor parado ‘El Gasolero’ a punto tal que obligó a Rossi a realizar una gran atajada a un remate desde afuera del área de Costa.

La etapa complementaria comenzó con los mismos problemas sin resolver para el equipo de los Barros Schelotto que empezó a ver la luz casi por casualidad: una jugada que empezó con Pavón en la derecha y cruzó todo el ancho de la cancha en tres toques, terminó en los pies de Fabra que sacó un centro que se terminó clavando por encima de la humanidad de Josué Ayala y después de pegar en el segundo palo del arquero. Con el 1-0 a favor, Boca encontró los espacios y tuvo situaciones para estirar las diferencias: un mano a mano de Pavón que se fue desviado un tiro en de Wanchope Ábila que pegó en el palo y hasta un penal que Ayala le contuvo a Tevez. Si bien Temperley no tuvo situaciones claras, el final fue tenso pero favorable a Boca.

Boca volvió a sumar de a tres a pesar de que no tuvo su mejor noche. Si hay algo positivo que tiene este equipo es que no pierde ni en sus peores actuaciones: hoy le faltó generación de juego y efectividad en las pocas situaciones que creó pero aún así terminó la noche con una sonrisa gracias al arduo trabajo que tuvo el dúo de volantes defensivos, junto a la última línea y también el arquero. Temperley lo forzó a otro juego y el Xeneize supo como responder.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

El puesto vacante

Con Gago y Pérez lesionados, a Boca hoy le falta el jugador que aporte el toque y la circulación en el mediocampo. ¿Cuáles son las diferentes variantes que tiene Guillermo para volver al mejor nivel del equipo?

A palabras necias…

Tras una semana impregnada por el antiboquismo en los rivales y los medios, Boca hace caso omiso a las sospechas infundadas. Guillermo sabe que la mejor respuesta será un triunfo ante Temperley el domingo. Y que el resto siga llorando…

Qué hacer sin Pablo Pérez

Boca recibe este domingo a Temperley y el mediocampista no estará por varias semanas. Qué opciones hay para reemplazarlo.