Pega primero

El Xeneize sigue sumando victorias: en el Sur, superó por 1 a 0 a Banfield con gol de Carlos Tevez en posición de ‘9’ cuando recién arrancaba el partido y sigue marcando el ritmo de la Superliga.

Boca no para. Sigue ganando a pesar de no estar en su mejor nivel y, pese a las preocupaciones que puede generar el rendimiento del equipo, da tranquilidad saber que el Xeneize suma de a tres todos los fin de semana. El equipo de Guillermo Barros Schelotto superó por 1 a 0 a Banfield como visitante con un gol de Carlos Tevez después de una buena asistencia de Pavón. A Boca no le sobró nada pero sigue estirando diferencias con el resto.

Desde el vestuario, casi sin empezar a transpirar, Boca abrió el marcador: Jara habilitó de primera a Pavón, que llegando a los metros finales asistió con un centro a un Tevez que anticipó a su marcador y de cabeza marcó el primer y único gol del partido. En vez de generar confianza y desatar un triunfo con cierta comodidad, la ventaja le sacó intensidad al equipo de los Barros Schelotto que jugaron durante un cuarto de hora en cámara lenta, tocando la pelota pero sin dañar a un Banfield que de a poco, con el correr de los minutos, se animó a atacar y hasta llegó a generar un par de situaciones de peligro en el arco de Agustín Rossi.

Guillermo buscó sacudir la parsimonia del equipo con el ingreso de Buffarini en lugar de Reynoso, de debut aceptable, y Boca ganó en intensidad y sacrificio pero siguió con la deficiencia en el juego. Más allá del déficit a la hora de cerrar el partido, el conjunto Xeneize no sufrió situaciones claras de parte de Banfield: los locales fueron al frente con más ganas que ideas y sólo inquietaron a Rossi con pelotas paradas frontales que pocas veces supo aprovechar. El Xeneize pudo liquidarlo antes con un jugadón de varios toques que Nández, sin oposición, terminó estrellando en el travesaño. El resultado abierto en los minutos finales generó intriga pero Boca lo cerró con experiencia y manejando la pelota.

El Xeneize sigue sumando victorias y estirando diferencias con sus perseguidores. Jugando bien, jugando mal o con el freno de mano puesto como esta noche en el Sur del Gran Buenos Aires el resultado siempre es el mismo: Boca gana. La Superliga le permite al equipo de Guillermo tomarse estas licencias pero en cuestión de días arrancará la doble competencia y ahí, con la obligación de la Libertadores, será fundamental levantar el nivel.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.