Los méritos de 2018

Boca sigue puntero a pesar de haber bajado su nivel y hasta amplió la diferencia con los escoltas: mientras se rearma, el equipo de Guillermo se sostiene desde su defensa y el nivel de individualidades.

Está claro que el Boca 2018 no brilla como el post campeón 2017. Ya no demuele rivales, ya no hace de a cuatro goles, ya no bate récords sin parar. Pero, sin embargo, sigue arriba de todos en este año. No sólo eso: amplió la diferencia con sus perseguidores. ¿Cómo puede ser, si día a día se lee se escucha se ve que juega tan pero tan mal?

Este es un Boca más utilitario. Se recuesta en su defensa, compuesta por el arquero, los cuatro del fondo y Wilmar Barrios por delante: al equipo apenas le hicieron un gol en cuatro partidos y de carambola, sumando así once vallas invictas en 16 fechas. No tiene el caudal ofensivo de antes, pero sabe con qué le alcanza: Cristian Pavón en cualquier momento desborda, Carlos Tevez puede sorprender, los laterales pasan y Edwin Cardona preocupa con su pegada inminente.

Está claro que, también, se aprovechó en las últimas dos fechas de un Temperley que naufraga en la tabla y un Banfield repleto de juveniles; el lector se sorprenderá si repasa resultados de otros equipos contra conjuntos de igual o menor valía:
– Independiente empató con Olimpo (1-1), Temperley (0-0) y Patronato (1-1)
– Racing perdió con Banfield (0-1) y Argentinos Juniors (0-2) y empató con San Martín de San Juan (0-0) como local.
– San Lorenzo como local perdió con Banfield (1-0) y empató con Colón (0-0).
– River está a 21 puntos de diferencia e insultando al presidente de la Nación.

El presente de Boca no es para brindar por el fútbol espectáculo, pero tampoco para despreciar: la confianza en obtener un triunfo se nota en el equipo cada vez que sale a la cancha y eso no es poco. Deberá recuperar fútbol, perdido desde las ausencias de Fernadno Gago y Pablo Pérez -más la lesión del aún goleador del torneo Darío Benedetto-, pero sin dudas el contexto es el mejor posible para mejorar. Se vienen la Supercopa y la Libertadores: Guillermo Barros Schelotto procurará pasar a nafta a un Boca gasolero que, así y todo, marcha sin prisa pero sin pausa en el campeonato local.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.