La casa en orden

Guillermo repetirá ante San Martín de San Juan a los mismos 11 que vencieron a Banfield de visitante. Luego, con el inicio de la Copa, arrancará la rotación. El Xeneize quiere inclinar el torneo antes de viajar a Lima.

Es probable que Guillermo realice una acción ante San Martín de San Juan que no se verá muy seguido en las próximas semanas: repetir a los mismos 11. Luego de la victoria por 1-0 ante Banfield, en la que al Xeneize no le sobró nada, el Mellizo le dará su voto de confianza a Bebelo Reynoso, quien hará su debut en la Bombonera. Si bien el cordobés no logró solucionar el déficit del equipo en la generación, este domingo tendrá otra oportunidad. Mientras tanto el entrenador aguarda ansioso por los regresos de Pablo Pérez y Fernando Gago -podría jugar algún partido en Reserva- que se adelantarían a lo previsto. Incluso el ex Newell’s no está descartado para viajar a Perú donde este jueves Boca hará su estreno en la Libertadores visitando a Alianza Lima. A partir de allí, la rotación será una constante. Abróchense los cinturones: se viene una racha de seis partidos en 21 días. 

Guillermo, que como mencionamos mantendrá al mismo equipo que se llevó un triunfo del Florencio Sola, formará este domingo con: Rossi; Jara, Goltz, Magallán, Fabra; Nández, Barrios, Reynoso; Pavón, Tevez, Cardona. El Mellizo, además de renovarle el crédito a Bebelo, seguirá apostando por Carlitos de 9. Si vemos el compacto del partido con el Taladro parecerá lógico: el Apache marcó el único tanto del encuentro con una definición clásica de goleador. Si en cambio analizamos el encuentro completo, la decisión puede generar controversias. Lo que queda claro es que ni Bou ni Wanchope le quitan el sueño al entrenador. 

Era fundamental para Boca llegar a esta instancia en una situación de relativa comodidad. Y así parece ser ya que el status quo del torneo no se modificó. El Xeneize sigue liderando con cierta holgura. Para lograr el bicampeonato es indispensable atravesar esta fecha manteniendo el handicap de ventaja sobre los perseguidores. Luego, por una cuestión lógica de la doble competencia -cuádruple si hilamos fino con la Supercopa y Copa Argentina- el conjunto del Mellizo podría sufrir algún desliz en el torneo. Hay que ser precavidos…

Lo cierto también es que los competidores no parecen ofrecer demasiada resistencia. Pero ojo, está prohibido el exceso de confianza. Se sabe que ante el Xeneize todos dan un plus. Talleres es una amenaza. Y está claro que para San Lorenzo arañarle un título a Boca está casi al mismo nivel que la vuelta a Boedo. Así nos lo hizo saber su llanto iracundo confabulado con el de River. En la última fecha, los de plumas blancas se las verán con los de plumas negras. No nos gustaría pensar mal de ustedes, muchachos…

Guillermo, quien hasta acá no se había prendido al juego de las lágrimas ajenas, respondió con altura en la conferencia del viernes. Se limitó a decir algo que está de manifiesto. A dar explicaciones de algo que es por demás obvio. Boca es puntero hace más de 400 días por mérito propio. Y lo demuestra domingo tras domingo. Que este no sea la excepción…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.