Rotación fallida

Guillermo apostó al recambio y Boca sufrió en La Paternal: fue derrota 0-2, pero pudo haber sido más abultada, el Xeneize fue superado por un Argentinos que tuvo más juego.

Nunca está bueno recibir un cachetazo, y menos a días de una final, pero el equipo de los Barros Schelotto lo recibió y ahora le toca asimilarlo lo más rápido posible. El Xeneize tuvo una noche negra en el Diego Armando Maradona se vio desbordado por un Argentinos Juniors que lo dominó en las bandas, a la hora de atacar y también para defender, y le hizo daño por el centro del campo. A Boca le resultó incómodo las dimensiones de la cancha y no pudo generar una situación clara de gol.

Como un anticipo de lo que iba a ser este partido, en menos de diez minutos el local se puso en ventaja. González primereó en el aire al pibe Heredia y quedó todo el equipo desbalanceado, el centro cayó desde la banda derecha para un MacAllister que entró solo ante la ausencia del cierre del volante central. Boca extraño toda la noche a Wilmar Barrios. Con el gol, Argentinos plasmó la superioridad en el juego: Cardona no pesó, Pavón nunca pudo explotar en velocidad y a Reynoso le faltaron socios para jugar.

Para la segunda parte Guillermo probó con Maroni por Bebelo y los primeros minutos del juvenil fueron buenos pero se fue diluyendo ante un equipo que siempre ejecutó bien el plan elaborado. Con el correr de los minutos y la desesperación Xeneize, creció la figura de Nicolás González y también la de Damián Batallini que después de una gran jugada de toques en el área definió con el arco en soledad para poner el 2-0 definitivo.

Boca sufrió una derrota que mereció. Tal vez haya jugado su partido más flojo en el semestre y aunque tiene la excusa de la rotación -jugaron cuatro defensores, un volante central y el nueve suplente- no es justificativo para un rendimiento tan bajo. Será cuestión de pasar rápido de página porque, aunque la Superliga parezca encaminada, se viene la final ante River, el primer gran objetivo del semestre. 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Oídos sordos

Guillermo visitará a Argentinos con un equipo ofensivo con el regreso de Tevez a La Paternal: era hora de que el Xeneize se deje de autocensurar por las voces ajenas. Ni Zárate, ni Buffarini, ni el Apache. El problema del resto es Boca.

Una visita de riesgo

Boca volverá a visitar La Paternal, un reducto en el que tan solo pudo ganar en tres ocasiones en los últimos 14 años. Te invitamos a recordar las últimas alegrías xeneizes en el Diego Armando Maradona.

Mirando al banco

A Boca se le viene una seguidilla decisiva y el recambio saldrá a la cancha: por ahora, los delanteros suplentes dieron soluciones; en el medio todavía hay dudas.