Tiempo muerto

La fecha FIFA llega en el momento ideal: Boca necesita parar la pelota y tener tiempo para enfriar la cabeza y trabajar pensando en la recta final del semestre.

El tiempo muerto en el básquet es una herramienta que tienen los entrenadores para parar el ritmo del partido y reorganizar ataques y defensas con el objetivo de cambiar el trámite del juego. A Guillermo le apareció un parate por fecha FIFA en el momento justo para barajar y dar de nuevo: el Xeneize viene de recibir un cachetazo en Mendoza por la Supercopa y estuvo a minutos de sufrir otro golpe duro por Superliga ante Atlético Tucumán pero, a pesar del empate sobre la hora, Talleres acortó las distancias y es el próximo rival en el horizonte. Es el momento de reaccionar.

Boca venía tranquilo, en velocidad crucero, con rendimientos en algunos partidos que dejaban dudas pero siempre sacando resultados, la caída ante River sacudió toda la estructura: el Xeneize en una semana perdió un título ante el rival de toda la vida y a su vez puso en juego por primera vez en mucho tiempo la Superliga. El parate nunca cayó en tan buen momento. Más allá de las partidas a sus selecciones de seis jugadores del primer equipo, Boca necesitaba cortar la vorágine de partidos para arrancar con aire renovado después de un fin de semana libre.

Los mellizos Barros Schelotto tienen mucho trabajo para hacer: la defensa zonal en las pelotas paradas quedó expuesta nuevamente en Tucumán, la falta de generación de juego en el mediocampo fue evidente en los últimos partidos y la posición de un Tevez que no se involucró en el juego son algunos de los temas en los que tendrá que hacer especial hincapié el cuerpo técnico en estos diez días a pesar de las bajas de Pablo Pérez, Cristian Pavón, Frank Fabra, Wilmar Barrios, Edwin Cardona y Nahitán Nandez.

Se viene un abril cargado donde el Xeneize pone en juego el liderazgo de la Superliga recibiendo al escolta Talleres y semanas después jugando un clásico de visitante ante Independiente. Ademas, Boca puede encaminar la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores al recibir a Junior y jugando los dos encuentros ante Palmeiras. Exigencias por doquier que requieren de un equipo a la altura. Dependerá del trabajo del cuerpo técnico para que el tiempo muerto le sirva a Boca para refrescar la cabeza y encarar la recta final del semestre con un nuevo aire.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Defensa para armar

En MuyBoca pusimos el foco sobre la línea defensiva del equipo de Russo: ¿cómo se pasó de la solidez del 2020 a la falta de funcionamiento de la actualidad?

¿Quién es Andrés Felipe Román?

Miguel Russo tiene su lateral derecho: Boca sumó al colombiano Román cuando nadie lo tenía en carpeta. En MuyBoca te lo presentamos.

El vaso medio lleno

El análisis de Marcelo Guerrero del empate 2-2 en el debut del torneo: los problemas atrás y las virtudes adelante.