Final anticipada

El encuentro ante Talleres en la Bombonera, lejos del latiguillo gastado, sí alcanza la categoría de partido trascendental. Una victoria dejaría a Boca a un paso de sentenciar el campeonato. ¡Es la hora de ganar!

El break por la fecha FIFA llegó en un momento ideal para que Boca calme la histeria que provocó la derrota con River en la Supercopa. Más allá del drama lógico de la caída, Angelici apareció para tirarle kerosene al fuego con su apretada al plantel. Ante esta situación, muchos, micrófono o teclado en mano, olieron sangre. Y Guillermo, más escéptico que nunca, cortó lazos con la prensa. Canceló conferencias. Y cerró entrenamientos. El que hizo caso omiso a la estrategia del técnico fue Tevez. “Es hora de callarse y empezar a correr dentro de la cancha”, sostuvo sin ironías mientras iba de nota en nota remarcando que él no es 9 y que es decisión del entrenador que juegue allí. En fin, las aguas no parecen estar tan tranquilas todavía…

Sin embargo, el fútbol es un estado de ánimo. Y lo único que Boca necesita realmente para recobrar la confianza es un triunfo. Este domingo más que nunca. Porque el encuentro ante Talleres sí será una final anticipada. En este caso no es el latiguillo tan gastado de que todos los partidos son finales. Esta vez es así. Con una victoria el Xeneize se escapará a nueve unidades del Matador. En cambio, una caída dejaría al conjunto cordobés a tiro.

El equipo sufrirá un par de bajas sensibles: Tevez y Cardona, con distintas lesiones musculares, están descartados. Lo seguro es que Bebelo reemplazará al colombiano. En el lugar de Carlitos, el Mellizo duda entre Bou o Wanchope. Para los que ingresen será una chance de oro. El año pasado, cuando Bentancur fue citado al Mundial Sub 20, su ausencia le abrió las puertas a Barrios, la pieza que aceitó el andamiaje del Xeneize cuando venía de capa caída. ¿Podrá lograr algo similar Reynoso?

Además de las variantes obligadas, Guillermo también analizar incluir a Mas en lugar de Fabra. El colombiano estuvo presente en la gira de su selección por Europa y podría llegar a tener descanso teniendo en cuenta que en la semana Boca recibirá a Junior por la Libertadores. En síntesis, el equipo para enfrentar a Talleres sería: Rossi; Jara, Goltz, Magallán, Mas o Fabra; Nández, Barrios, Pérez; Reynoso; Pavón y Bou o Wanchope.

Es la hora de ganar. En el 2017, Boca casi cede el torneo con la derrota ante River en la Bombonera. Al final fue sólo un susto bárbaro como lo catalogaron en Núñez. Cuando la soga estaba al cuello, el Xeneize sacó pecho ante Newell’s. Y luego aplastó a Independiente. Esperemos que el desenlace sea el mismo. Eso sí, que el camino sea de rosas: evitemos el sufrimiento para enfocarnos de lleno en la Copa…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

A quebrar rachas

Boca ya está listo para visitar Núñez: buscará convertir en una cancha donde le ha sido difícil en las últimas presentaciones internacionales. La lupa también estará sobre los fallos arbitrales…

Sin lamentarse

La desazón por el triunfo que se escapó ante Newell’s y el penal no cobrado por Herrera debe pasar rápido. El equipo alternativo ratificó la solidez defensiva de los de Alfaro.

Hay equipo

Boca confirmó su nivel con una sólida tarea de todo el elenco de Alfaro. La defensa parece tener nombres propios y en el ataque aparecen variantes. Hay confianza para lo que viene.