Emparchado

Boca visita a Independiente con varios retoques en el equipo: Tevez, Cardona y Goltz están descartados por lesión. El Xeneize, que viene de plantarse firme en Brasil, tiene otra parada brava en Avellaneda en el camino el título.

Luego de una victoria fundamental para revalidar el liderazgo en el torneo ante Talleres, Boca estuvo cerca de rifar un buen porcentaje de su ventaja con la caída frente a Defensa y Justicia, inesperada, en la Bombonera. La complicidad de sus perseguidores permitió que no fuese así. Independiente ganó en el Kempes ante el Matador por 2-0 y lo alejó de la pelea. Mientras que Godoy Cruz aplastó 5-0 a San Lorenzo en el Gasómetro para ubicarse como nuevo escolta a siete de la punta. Ahora el Xeneize tendrá una parada brava ante el Rojo. Hace un año, cuando las dudas se acrecentaban, el conjunto de Guillermo remató el torneo con un 3-0 contundente al equipo de Holan en casa. ¿Se repetirá la historia en Avellaneda?

Boca arribará al Libertadores de América -¿tendrá que cambiar de nombre a fin de año?- con el cansancio lógico de haber jugado en Brasil por la Copa. Sin embargo, por otro lado, el ánimo está en alza luego del partido que hizo el Xeneize en el 1-1 ante Palmeiras. El equipo del Mellizo se plantó con oficio, mostrando la estirpe copera que se le reclamaba y dando la cara otra vez con un empate en el descuento. Si es cierto que lo mental prima sobre lo físico, salvo por los lesionados, todos querrán estar en Avellaneda el domingo: el duelo, crucial en la lucha por el bicampeonato, amerita el esfuerzo extra. Pese a esto, Guillermo opta por darle descanso a varios.

El que está descartado, sin embargo, es Tevez. El autor del gol agónico en el Allianz Parque terminó el encuentro con un golpe en su rodilla derecha. El Mellizo lo aguardó hasta último momento y si bien lo concentró, no estaría en Avellaneda. ¿Carlitos volverá a jugar allí cuando esté recuperado pese a que él mismo reconoció que no se siente cómodo? El único que descansará, y no por obligación, será Bebelo Reynoso: en su lugar ingresará sorpresivamente Agustín Almendra para hacer su debut oficial en Primera.

El resto del equipo parece estar casi confirmado. Vergini será el reemplazante de Goltz y Nández ingresará por Cardona. Mientras que la rotación en el lateral izquierdo y en el 9 seguirá: Fabra y Wanchope afuera, Mas y Bou adentro. Resta saber en que posición se moverá Agustín Almendra. Si lo hará suelto como un enganche o si Guillermo le pedirá que se ubique más retrasado junto a Barrios en el doble cinco. Así, Boca iría a Avellaneda con: Rossi; Jara, Vergini, Magallán, Mas; Nández, Almendra, Barrios, Pablo Pérez; Pavón y Bou.

¿Será demasiada la rotación para afrontar un partido clave? ¿Es necesaria teniendo en cuenta que luego Boca tendrá una semana de descanso? Evidentemente el técnico no lo considera así. Algunos puestos están muy parejos. Y en otros las lesiones obligan las variantes. El Xeneize viene de plantarse con autoridad en Brasil: debería poder hacerlo sin inconvenientes, aún con algunos retoques, en Avellaneda.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Oídos sordos

Guillermo visitará a Argentinos con un equipo ofensivo con el regreso de Tevez a La Paternal: era hora de que el Xeneize se deje de autocensurar por las voces ajenas. Ni Zárate, ni Buffarini, ni el Apache. El problema del resto es Boca.

Una visita de riesgo

Boca volverá a visitar La Paternal, un reducto en el que tan solo pudo ganar en tres ocasiones en los últimos 14 años. Te invitamos a recordar las últimas alegrías xeneizes en el Diego Armando Maradona.

Mirando al banco

A Boca se le viene una seguidilla decisiva y el recambio saldrá a la cancha: por ahora, los delanteros suplentes dieron soluciones; en el medio todavía hay dudas.