Sufrir hasta el final

Boca cayó como visitante ante Independiente por 1-0 . El Xeneize pegó un tiro en el palo y Penel no cobró un penal inmenso. La Superliga sigue viva.

El primer tiempo careció de todo lo que requiere un partido de fútbol atractivo: no tuvo ritmo, no tuvo situaciones de gol y sobraron los minutos donde el juego estuvo detenido por alguna lesión. Independiente perdió a Fabricio Bustos y Jonás Gutierrez por problemas físicos y el equipo de Guillermo tuvo que reemplazar a Wilmar Barrios en la media hora de juego por una dolencia muscular. El dueño de casa no tuvo situaciones claras frente a Rossi y en Boca sólo se puede contabilizar un cabezazo de Bou que se iba afuera pero Campaña metió un manotazo para asegurar.

La parte complementaria tuvo otra intensidad. En los primeros instantes Independiente salió a apretar al conjunto xeneize que buscaba responder con Pavón predispuesto para la contra. El ritmo frenético desorganizó a Boca que ya no tenía a su equilibrista en mitad de cancha y con Pablo Pérez como volante más defensivo veía como se descontrolaba en el retroceso. A los 10 minutos del segundo tiempo, Figal le robó una pelota a Pavón en el círculo central y generó el primer gol del conjunto local: Sánchez Miño manejó la situación y encontró solo a Benítez a la espalda de Magallán, el delantero de Independiente definió al lugar donde estaba Rossi y terminó concretando el primer y único gol de la noche.

Con el resultado en contra, Boca intentó buscar el empate. Guillermo mandó a la cancha a Wanchope Ábila en lugar del debutante Almendra para jugar los últimos minutos junto a Walter Bou. Boca llegó un par de veces al arco de Independiente, exigió a Campaña en dos oportunidades pero el uruguayo siempre estuvo firme y cuando no pudo lo salvó el palo. La polémica de la noche llegó sobre el final del partido, con un conjunto xeneize lanzado un centro que fue de derecha a izquierda y cuando Nandez se disponía para cabecear, Verón metió la mano de forma deliberada pero el árbitro Penel hizo la vista gorda y no sancionó un penal claro sobre la hora a favor de Boca. Producto de las quejas se fue expulsado Pablo Pérez.

Boca sufrió su segunda derrota consecutiva y le sigue dando vida a una Superliga que parecía liquidada: ahora Godoy Cruz está a cuatro puntos cuando quedan doce por jugar. Al margen de la caída, preocupa la lesión de Barrios: el colombiano es el alma del equipo, el jugador que le da fortaleza defensiva y que no tiene reemplazante, si es un desgarro llega en el momento menos oportuno posible. La recta final del torneo no será fácil, a Boca le toca sufrir. 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Inyección anímica

Boca sumó un triunfazo en el último partido del año por Superliga: el Xeneize derrotó a Independiente en Avellaneda por 1 a 0 con gol de Cardona. El equipo de Guillermo llega con la moral alta a la final de la Libertadores.

Impunidad

La final de la Libertadores se jugará y no se identificó a ninguno de los responsables del ataque al micro de Boca. La presión de la CONMEBOL pudo más que el pedido xeneize. Ahora, a confiar en la hazaña del equipo.

Crónica de una vergüenza

La agresion al micro de Boca, el show patético de CONMEBOL, la responsabilidad de River, los huevos del plantel y CT, las idas y vueltas de Angelici… Todo el papelón del Monumental contado desde adentro.