Más arriba

Boca superó 3 a 1 a Newell’s como local con un Pavón en nivel altísimo, que asistió y convirtió, y un doblete de Wanchope Ábila. El Xeneize aprovechó el tropiezo de Godoy Cruz y estiró las diferencias a seis puntos.

En una gran noche de Pavón, el Xeneize sumó tres puntos importantísimos, que pueden ser determinantes en la concreción de la Superliga. Boca se impuso por 3 a 1 a Newell’s en la Bombonera en un partido donde recuperó su voracidad ofensiva y tuvo un mejor nivel con respecto a las últimas actuaciones.

Los primeros 45 minutos se jugaron con un ritmo algo cansino, incluso por momentos el equipo de Guillermo se desligó de la pelota y se dedicó a mirar como Newell’s manejaba el juego aunque sin generar situaciones de peligro para la defensa xeneize. A la modorra la sacudió la velocidad y habilidad de Pavón: el ‘7’ encaró a los 25 del primer tiempo por la banda izquierda, se sacó dos hombres de encima y cuando se metió al área chica levantó la cabeza para asistir a un solitario Wanchope que sin resistencia alguna abrió el marcador.

Boca no era mejor que la visita pero estaba arriba en el marcador y con el resultado a su favor empezaron a aparecer destellos destacados de Reynoso para organizar cada ataque de Boca. En los pies del 30 se gestó el segundo gol de Ábila: Bebelo recibió en la puerta del área y jugó un pase entre lineas espectacular para Jara que sacó un centro bombeado para que Wanchope solo tenga que cabecear al gol. Pero Boca en este cierre de temporada está destinado a sufrir y Newell’s apenas un minuto después encontró el descuento gracias a un gol de Fértoli en una salida en falso de Vergini que provocó un gran enojo de Guillermo.

Cuando Newell’s estaba mejor en los primeros minutos de la etapa complementaria se juntaron los dos mejores jugadores de la tarde noche: Reynoso recibió en mitad de cancha, levantó la cabeza y asistió con un pelotazo largo a Pavón que encaró a su marcador y sacó un remate potente de derecha para burlar la resistencia de Ibañez. El 3-1 terminó de liquidar el partido: el conjunto rosarino no pudo inquietar nunca a Rossi como para meterse en juego y Boca, cómodo con la ventaja, controló las acciones y hasta pudo estirar la ventaja con un tiro en el palo de Buffarini.

El equipo dirigido por los Barros Schelotto sumó tres puntos determinantes que le permitió estirar la diferencia a seis unidades con Godoy Cruz cuando quedan tres fechas para finalizar la Superliga. Gracias a la destacadísima actuación de Pavón, Boca empieza a ganar tranquilidad en uno de los objetivos que tenía este semestre, ahora con un equipo emparchado por todos lados tiene que lograr el objetivo en Copa en los próximos diez días.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

De crisis y finales de ciclos

#DePrimera: tras la final perdida ante Tigre, un balance del semestre y de lo que se viene, por Marcelo Guerrero.

A fuerza de voluntad

Conocé a Nicolás Capaldo, el juvenil que en su cuarto partido en Boca defenderá el mediocampo en una final: capitán desde chico, con personalidad y físico y con una técnica que fue depurando con constancia y entrenamiento extra. “Es el jugador que estamos buscando”, dicen sus entrenadores de Inferiores.

Rearmando el medio

Boca tiene bajas sensibles en la previa al partido decisivo de la Copa de la Superliga y Alfaro tendrá que plantear un nuevo mediocampo: ¿Qué opciones maneja? ¿El cambio de esquema es una posibilidad?