La noche de los errores y las dudas

Boca perdió 2 a 0 de local con Palmeiras, un resultado que complica la situación del equipo en la Copa Libertadores. El desenlace de Junior-Alianza Lima será clave para redefinir el futuro cercano.

Las grandes actuaciones de Cristian Pavón, las amarillas a Pablo Pérez, los goles rivales por vía aérea, las flojas reacciones del arquero Agustín Rossi. Todas estas situaciones son moneda corriente en el Boca versión 2018. Palmeiras golpeó a un equipo que pide a gritos que se termine el semestre.

Boca estuvo a escasos minutos de irse al vestuario sin remates al arco. El de Guillermo Barros Schelotto manejó la pelota pero no encontró la forma de llegar con claridad. Las jugadas casi por inercia se volcaron siempre hacia el sector de Pavón, que con buenas y malas fue de los mejores del partido.

Palmeiras encontró en la cabeza de Keno el 1 a 0. Fue tras un centro desde el sector izquierdo de la defensa de Boca y luego de un flojo cierre de Leonardo Jara. La única del Xeneize estuvo en el pie izquierdo de Wanchope Ábila, que falló pese a estar en una posición inmejorable (e incluso en offside) y con el arco vacío.

La postura de Boca en los primeros minutos del segundo tiempo fue arrolladora. Palmeiras cedió terreno y el empate estuvo cerca de llegar en múltiples ocasiones. Pavón en dos oportunidades y Pablo Pérez casi marcan la igualdad. Pero cuando la pelota no entra en un arco…

Lucas Lima fue quien convirtió el 2 a 0 para Palmeiras a los 21 minutos del complemento. Tras un pelotazo largo, el Rossi salió fuera del área a cortar con un cabezazo al que no pudo darle dirección hacia uno de los costados. El 1 no volvió bajo los tres palos y el mediocampista, tras una serie de rebotes, definió por encima de todos.

El partido terminó en ese blooper de Rossi. En los 25 minutos restantes no hubo reacción dentro ni fuera de la cancha. Los ingresos de Bebelo Reynoso y Walter Bou solo sumaron confusión a un equipo que mirará de reojo Junior-Alianza y que tendrá la obligación de conseguir un resultado positivo en Barranquilla para no quedarse afuera.

Comentarios

  1. Qué clima tenso se vivió anoche en la cancha. Insultos, piñas, broncas, escupitajos.

    Espero que Boca salga más fuerte fuerte de esta caída.

  2. Estoy realmente impactado por el momento que estamos atravesando. Y dejar de lado el torneo local, donde la consagración debería llegar pronto.

    Boca está a 90 minutos de hacer un verdadero papelón. A 90 minutos de quedarse afuera del gran objetivo del año. A 90 minutos de explotar. Porque si nos quedamos afuera el técnico se va a ir y está bien. Y ahí es empezar de cero, otra vez, como tantas veces hicimos ya en estos últimos años.

    Otra vez el debate de quién tiene que ser el DT: ¿un exjugador de la casa o uno de afuera? ¿hay que limpiar todo el plantel? ¿Quién tiene que atajar? ¿Qué hacemos con Tevez? Y así mil preguntas más que se volverán a formular si nos llegamos a quedar afuera.

    Boca NO puede quedarse afuera en fase de grupos. NO puede.

    Pero lo peor es que son 90 minutos importantísimos y este plantel no tiene la fortaleza mental para ganar estos partidos trascendentales. No la tienen. Y eso es terrible.

    Que sea lo que tenga que ser.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Cristian Pavón, el renacido

Russo se la jugó con Pavón como titular en el primer partido como local en la Libertadores y el cordobés no defraudó: fue una de las piezas claves en el triunfo Xeneize. De él hablamos en un nuevo podcast de #PlanetaMuyBoca.

Quizá leamos algún elogio…

Boca derrotó 2-0 a Santos y llegó a su cuarto triunfo consecutivo, con una formación de pibes de Inferiores y jugadores jóvenes. Es un equipo en crecimiento.

A vos te conozco

Boca recibe a Santos, su verdugo en la última edición de la Libertadores pero con un presente distinto: llega golpeado por las ventas, los malos resultados y la salida de Holan un día antes del partido.