Siempre que llovió…

Boca, acostumbrado a sufrir un poco más, capeó algunas tormentas, resistió como líder y está a un paso del título. Si el clima esta vez lo permite, con un punto en La Plata será bicampeón, algo que no sucede desde el 2006.

La consideración del torneo local parece haber cambiado en los últimos años. Al menos según nos cuentan los medios que menosprecian lo que está por conseguir el equipo de Guillermo. Cuando Boca no era el dominador absoluto del fútbol doméstico y la torta era más repartida, se hablaba de la tremenda paridad en el campeonato. Se lo describía como un mérito, claro. A diferencia de muchas ligas de Europa que se definen fechas antes y son monopolizadas por uno o dos equipos, en Argentina la situación era disímil. Era parece. Porque el Xeneize está a un punto de obtener su tercer torneo largo en cuatro años. No nos comamos el relato: es virtud de Boca, no déficit o mediocridad del resto. Y si así fuese, problema de ellos…

Sacando un punto en La Plata, Boca se asegurará ser campeón de un torneo en el que se perfilaba para arrasar. Ganó los primeros ocho encuentros, la mejor racha en la era profesional del club. Luego las lesiones de Benedetto y Gago mermaron el rendimiento. Y a la larga eso se sintió en los números. El inicio de la doble competencia con la Copa también obligó a la rotación por momentos. Más lesiones golpearon al equipo. Algunos amenazaron con truncar la historia. San Lorenzo primero. Talleres después. Ahora Godoy Cruz. Cambiaron muchas cosas desde aquel domingo 27 de agosto que significó el estreno en el campeonato del Xeneize con el triunfo 3-0 a Olimpo. Cambiaron muchas cosas menos una sola: el líder sigue siendo el mismo.

Si la lluvia esta vez lo permite, Boca visitará a Gimnasia en el Bosque este miércoles en horario a confirmar. La idea de la dirigencia del Xeneize es que se adelante para las 19:15. Y de conseguirse el título, los festejos se trasladarían a la Bombonera. Luego de ser campeones en un hotel de Bahía Blanca el torneo pasado, de la negativa de los organismos de seguridad al público visitante en La Plata pese al pedido de la directiva del Lobo, la decisión parece acertada. El plantel merece celebrar con la gente. Y los hinchas merecen ser parte.

Si bien se especuló con la inclusión de Gago algunos minutos, finalmente el volante no está entre los concentrados. El capitán del equipo, parte fundamental en el primer tramo del torneo, recién volverá luego del Mundial. Guillermo mantendría la base del equipo que venció a Unión en la Bombonera. A excepción de los regresos de Nández y Jara en lugar de Buffarini y Reynoso. Así, el Xeneize formaría en el Bosque con: Rossi; Jara, Vergini, Magallán, Fabra; Nández, Barrios, Pérez; Tevez; Pavón y Abila.

Lo que suceda en la Libertadores será tema de la semana próxima. El semestre estará marcado por la clasificación o no a octavos de la Copa. Para bien o para mal. Sin embargo, pase lo que pase, el título en el torneo tiene mucho mérito. Hace doce años que un equipo no es bicampeón en Argentina. ¿Y quién fue el último? Sí, Boca…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Arranque en cero

Boca largó las tres competencias de este semestre con la valla invicta. Andrada parece haberse adueñado del arco y la pelea entre los centrales es una sana competencia.

Desayuno light

En la mañana de domingo, Boca le ganó 1-0 a Talleres sin demasiadas luces. La importancia de arrancar con el pie derecho y las conclusiones a futuro. Se viene el Barcelona…

La otra obsesión

Boca inicia su camino en la Superliga 2018-2019 con un objetivo claro: defender la corona y lograr por primera vez en su historia un tricampeonato local.