Los méritos de Guillermo

El Mellizo repitió el título local logrado en 2017 y se cuelga otra medalla: es el único bicampeón en la historia de Boca como jugador y como DT. ¿Cuál fue su aporte para esta estrella?

El “Que de la mano, de los Mellizos…” sonó fuerte el torneo pasado, en el 4-0 de Boca a Aldosivi que lo catapultó al título 2016/17. Ídolo enorme como jugador, Guillermo Barros Schelotto comenzaba a escribir también su historia grande como entrenador de Boca. A pesar de tropiezos y errores, el Mellizo vuelve a subir otro escalón en su carrera como DT con este campeonato: es el único en la historia del club en coronarse bicampeón como jugador (1998/99) y desde el banco de suplentes.

Con el durísimo golpe de la Supercopa perdida en el medio, a Guillermo y a su fiel ladero Gustavo deben reconocérseles méritos en este nuevo festejo. El primero y principal tiene nombre y apellido: Cristian Pavón, un jugador devenido en crack que muchísimo le debe a su DT. Algunos buenos momentos de Lisandro Magallán y el aporte de Walter Bou en el segundo semestre son otros aciertos individuales.

Por el lado grupal, Guillermo logró algo fundamental: Boca bajó su nivel, es cierto, pero mantuvo la punta a pesar de dos durísimas lesiones como las de Fernando Gago y Darío Benedetto, más una catarata de dolencias en la parte decisiva del semestre. Los nombres cambiaron, el caudal de juego mermó, pero el objetivo siguió siendo el mismo: sumar a como dé lugar para mantener ese primer puesto que se consiguió en base a un equipo arrasador en el inicio del campeonato.

A Barros Schelotto todavía les queda camino por recorrer y hay críticas válidas para marcarle a un entrenador al que le cuesta salirse del libreto en ciertas oportunidades: el largo y fallido experimento de Carlos Tevez como nueve es un buen ejemplo. Sin embargo, a su enorme carrera de jugador ya le está sumando títulos con traje y corbata. Guillermo es así: un ganador nato.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Arranque en cero

Boca largó las tres competencias de este semestre con la valla invicta. Andrada parece haberse adueñado del arco y la pelea entre los centrales es una sana competencia.

Desayuno light

En la mañana de domingo, Boca le ganó 1-0 a Talleres sin demasiadas luces. La importancia de arrancar con el pie derecho y las conclusiones a futuro. Se viene el Barcelona…

La otra obsesión

Boca inicia su camino en la Superliga 2018-2019 con un objetivo claro: defender la corona y lograr por primera vez en su historia un tricampeonato local.