Vale bueno conocido

Antes de salir a buscar extraños, Boca necesita blindar a los propios: Cristian Pavón y Wilmar Barrios, ambos con el Mundial por venir, son las dos piezas claves a mantener para la Libertadores.

Se terminó el semestre y prácticamente no hay discusión: las dos grandes figuras fueron Cristian Pavón y Wilmar Barrios. El alto nivel no es la única coincidencia entre ambos: son jóvenes (22 y 24 años respectivamente), jugarán el Mundial y sí, están en el radar del mercado europeo. ¿Cómo hacer para retenerlos y no perder dos piezas vitales pensando en la Libertadores?

Boca ya blindó a Pavón después de ganar el torneo 2016/17: Daniel Angelici les renovó a él y a Darío Benedetto poniéndole una cláusula de 30 millones de euros al cordobés. Por Barrios hay negociaciones para hacer lo propio: la salida del colombiano llegaría a los 20 palos. Por ahora, la firma se dilató, pero hay optimismo a pesar de desafortunadas declaraciones de dirigentes que sembraron dudas sobre el volante tapón.

Más allá de cifras, que incluso pueden ser asequibles para los intereses europeos -sobre todo en el caso de un jugador con gol como Pavón-, en Boca deberá haber un interés constante en la situación de las dos figuras: mientras estén en Rusia, el seguimiento y, sobre todo, la conversación permanente deben ser las armas xeneizes amén de las cláusulas.

Son dos jugadores con destino europeo, tarde o temprano. Con una buena Copa, incluso, hasta pueden subir su propia cotización, en un contexto que parece propicio para que sigan destacándose. Ellos quizá puedan esperar seis meses más: Boca no. Es el momento para preferir a los buenos conocidos que a los buenos por conocer.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

De crisis y finales de ciclos

#DePrimera: tras la final perdida ante Tigre, un balance del semestre y de lo que se viene, por Marcelo Guerrero.

A fuerza de voluntad

Conocé a Nicolás Capaldo, el juvenil que en su cuarto partido en Boca defenderá el mediocampo en una final: capitán desde chico, con personalidad y físico y con una técnica que fue depurando con constancia y entrenamiento extra. “Es el jugador que estamos buscando”, dicen sus entrenadores de Inferiores.

Rearmando el medio

Boca tiene bajas sensibles en la previa al partido decisivo de la Copa de la Superliga y Alfaro tendrá que plantear un nuevo mediocampo: ¿Qué opciones maneja? ¿El cambio de esquema es una posibilidad?