El devenir de Magallán

El central llegó al club en 2012 con 19 años y vivió una historia de vaivenes hasta su consagración en el último tiempo que puede catapultarlo a Europa. El Ajax pagaría cerca de 10 millones de dólares por su pase. Un jugador distinto que dejará un vacío en el fondo.

El 2 de agosto de 2012, el entonces flamante presidente Daniel Angelici presentaba en conferencia de prensa a un joven zaguero central por el que Boca pagó 1.4 millones de dólares por el 80% de su pase. Era Lisandro Magallán. Tenía 19 años y venía proveniente de Gimnasia, . “Antes que nada buenos días“, se presentó cordial. “Creo que no me corresponde a mí definirme como jugador“, cuestionando el sentido de la pregunta, y mostrando que tenía las cosas muy en claro. “Me siento preparado“, se plantó al instante. No era extraño para un pibe que había sido capitán en selecciones juveniles y que había debutado en Primera a los 16 años.

Julio César Falcioni estaba al mando de ese equipo que se preparaba para afrontar el Torneo Inicial (competencia que por primera vez llevaba ese nombre), pero decidió no utilizarlo en el primer equipo, por lo que sumó minutos en Reserva. Con el tercer ciclo de Carlos Bianchi en marcha, sumó sus primeros 90 minutos en un clásico de verano ante Independiente, noche en la que se fue victorioso por 3-0. El Virrey lo tuvo muy en cuenta en ese torneo, siendo parte fundamental de la rotación en el campeonato e ingresando en la mayoría de los partidos de Copa Libertadores. No era el mejor momento futbolístico para un equipo que sufría por demás (1-6 con San Martín de San Juan, 0-3 con San Lorenzo, 0-4 con Newell’s). Fue el momento de su primera salida a préstamo, lo acogió otro campeón, Miguel Angel Russo en Rosario Central. Ya por ese momento cursaba a distancia la carrera de abogacía en la Universidad de La Plata.

Un año después, regresaba al club tras no tener mucha continuidad. “El equipo está seis puntos“, vaticinaba Bianchi antes del arranque del campeonato de 2014. Magallán comenzaba el año de titular en lo que fuera derrota por 0-1 ante Newell’s. No se equivocaba el maestro, porque meses después la Comisión Directiva decidiría removerlo de su cargo. La llegada del ‘Vasco’ Arruabarrena dio nuevos aires al equipo en el que Licha comenzaba a tener una mayor preponderancia. Sobrio, inteligente, rápido hacían de él un jugador importante. Así llegó su primer gol, inolvidable, en un Superclásico tormentoso en el Monumental, que le permitió ganarse definitivamente el puesto. Tenía 21 años recién cumplidos.

Pero cuando mejor venía jugando llegó la rotura de ligamentos de la rodilla izquierda, en un partido contra Defensa y Justicia en La Bombonera. Se venía una larga recuperación. “Los primeros días fueron duros, me sentía un inútil“, reconoció tiempo después en MuyBoca Radio. Regresó en el mercado de pases invernal de 2015, pero el camino fue empinado, ese semestre sumó solo 90 minutos oficiales.

Ya con el 2016 llegaría un nuevo préstamo, esta vez a Defensa y Justicia, lugar en el que tendría bastante continuidad en un equipo ofensivo, donde fue dirigido por Ariel Holan, conviritó el segundo gol en su carrera y terminó clasificando con su equipo a Copa Sudamericana. Para el segundo semestre retornó, cuando ya estaba en marcha el proceso Guillermo. “Pasé de hacerle un gol a River a estar tirado en una camilla“, recordaba por ese entonces, aguardando por una oportunidad mientras sumaba minutos en Reserva.

El verano de 2017 parecía tener la misma dinámica, rotación en amistosos y sin mucha participación. Boca peleaba el campeonato con River que se había acercado por demás en la recta final, allí fue cuando el Mellizo pateó el tablero y le dio la oportunidad a Magallán: aquel empate ante Huracán, las goleadas a Independiente y Aldosivi, y la consagración en el hotel antes de Olimpo. El platense levantaba su primer título con protagonismo principal con la camiseta de Boca, aunque ya había participado del campeonato 2015 y las Copas Argentinas de 2011/12 y 2014/15.

MAGALLAN ENTRENO

Se asentó con temple, y fue una fija para el armado del plantel para la Superliga. Estuvo presente en 25 de los 27 partidos, compartiendo la zaga con Paolo Goltz y aportando firmeza para el mejor arranque de la historia del club en el profesionalismo. Su nivel ya era mirado de cerca por clubes europeos, y a finales de ese 2017, el club rechazó una propuesta de 5 millones de dólares del Ajax. La consagración del bicampeonato y el pase a 8vos de final de la Copa cerraron el primer semestre de 2018, e hicieron que el conjunto holandés vuelva a la carga por él. Esta vez con una propuesta mucho más suculenta, casi 10 millones de dólares, a la que parece muy difícil decirle que no.  De concretarse la transferencia, supondrá la venta más cara de un defensor en la historia del club, detrás de la de Walter Samuel a la Roma en el 2000.

Con la tranquilidad y la semblanza de siempre, y en la previa de lo que fue el amistoso de ayer, señaló a modo de balance:

“Luché mucho para ganarme la titularidad en Boca, aunque nunca me sentí titular indiscutido. Soy un convencido que hay que trabajar todos los días y rendimos exámen todos los días durante la semana, porque es ahí donde el entrenador toma la decisión. No hay que bajar los brazos nunca”.

Siempre con humildad y sapiencia. Después de seis años de haber llegado al club, de haber madurado en lo profesional, y con 86 partidos sobre el lomo, puede dar el gran salto. Así fue el devenir de un jugador que pasó por todas: ocaso, exilio y gloria. Una inversión a largo plazo que hizo Boca y que hoy está dando sus frutos. En su presentación dijo sentirse preparado, y así lo demostró.   

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Inyección anímica

Boca sumó un triunfazo en el último partido del año por Superliga: el Xeneize derrotó a Independiente en Avellaneda por 1 a 0 con gol de Cardona. El equipo de Guillermo llega con la moral alta a la final de la Libertadores.

Impunidad

La final de la Libertadores se jugará y no se identificó a ninguno de los responsables del ataque al micro de Boca. La presión de la CONMEBOL pudo más que el pedido xeneize. Ahora, a confiar en la hazaña del equipo.

Crónica de una vergüenza

La agresion al micro de Boca, el show patético de CONMEBOL, la responsabilidad de River, los huevos del plantel y CT, las idas y vueltas de Angelici… Todo el papelón del Monumental contado desde adentro.