Pavón & Asociados

En la mismísima Bombonera, Leo Messi apadrinó a Cristian como su nuevo ladero. El cordobés, en medio de un presente ideal, no se olvida de Boca: en la previa de su primer Mundial, se sentará a negociar para subir su cláusula en el club.

Se hizo conocida a través de la China Suárez, Benjamín Vicuña, un motorhome, infidelidades… La banalidad de todo esto no debe opacar la belleza de una antigua leyenda japonesa: el famoso hilo rojo, llevado luego a la pantalla grande del cine nacional, es el que los dioses nipones atan al tobillo de dos personas que, en algún momento de la vida, se encontrarán, se ayudarán, se necesitarán mutuamente. Y ahí, cosas del destino, andan descubriéndose Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, con Cristian Pavón, el mejor jugador del fútbol argentino y nuevo compinche del rosarino, en plena Bombonera.

«Encontré un nuevo socio con Pavón. Es un jugador muy rápido, que marca la diferencia», dijo Messi. «Cristian es un jugador que tiene unas características muy especiales para la comunicación con Leo: va muy bien al espacio, se ofrece todo el tiempo, tiene una dinámica importante; nos ilusiona para la Copa«, agregó Jorge Sampaoli. ¿Por qué tanto elogio? Ya se habían visto conexiones en el amistoso ante Nigeria, y en el casi entrenamiento contra Haití se repitió: Pavón asistió a Leo en el Alberto J. Armando en el tercer gol de Argentina, después de una buena apilada por izquierda.

Cristian aporta frescura a una Selección que a veces peca de estática en ataque, que se paraliza admirando a Messi. Si a Leo se le pide «que juegue como en el Barcelona», Pavón puede ayudarlo a acercarse a la realidad culé: es un rompe líneas, es un especialista en el ataque al hueco, una tarea clave de los laterales del equipo catalán. Ante los centroamericanos, este lunes, la Pulga buscó constantemente las apariciones de Cristian, siempre predispuesto al pase en cortada.

Está claro que el Mundial de Rusia tendrá un rol reservado para Pavón. Desde Brandsen 805 habrá una mezcla de sensaciones: orgullo y alegría por verlo ahí; temor por la proliferación de ofertas europeas. Ante este segundo escenario, ya se está hablando de aumentar todavía más la cláusula de recisión: Cristian accedería a subirla a 50 millones de dólares, lo que sería un gesto que lo enaltece más allá de lo deportivo. «No se quiere ir por la puerta de atrás. No tengan dudas de que Pavón no se va a ir ejecutando la cláusula», explicó su representante, Fernando Hidalgo, en TNT Sports. Igualmente, más allá de cifras, su aporte para soñar con la Copa Libertadores es vital para el equipo.

Pavón vive un presente de ensueño: figura y bicampeón en Boca, ahora tira paredes como si nada con el mejor jugador del mundo y espera por su primer Mundial. El hilo rojo, dicen los japoneses, no se equivoca: ¿no será Kichán el socio que Messi esperaba para sus sueños de campeón albiceleste?

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.