Maldita rodilla

Fabra se rompió los ligamentos y se suma a Gago y Benedetto, que también se perderán el Mundial por la misma lesión. Una noticia que duele y que obliga a repensar el plantel.

El Mundial todavía no comenzó y ya le causó una baja a Boca. No son, por ahora y por suerte, las ventas de Cristian Pavon o Wilmar Barrios: Frank Fabra se rompió los ligamentos de su rodilla izquierda, se perderá Rusia 2018 y todo lo que quede del año con el Xeneize.

Frank llegó a Boca como una apuesta a principios de 2016. Pasó por diferentes etapas: demostró sus impresionantes condiciones en ataque -de los mejores de Sudamérica- y preocupó más de una vez con sus inexplicables desatenciones defensivas; perdió el puesto con Jonathan Silva y luego se transformó en pieza clave para asistir a Darío Benedetto; se ganó el cariño de la gente y, más tarde, también el de Guillermo Barros Schelotto. El Mundial le llegaba en un gran momento…

Quizá, para Boca, no será una pérdida tan irreparable en estos seis meses: el club lo pensaba como posible venta y Emmanuel Más puede estar a la altura. Pero más allá de eso y de que se sentirá su ausencia en ofensiva, preocupa lo personal: es momento de apoyar a Fabra y hacerle entender que, a sus 27 años, tiene camino por recorrer.

Fernando Gago primero, Benedetto luego y ahora Fabra: tres rodillas boquenses que se rompieron con el sueño mundialista. El capitán y el Pipa ya están prontos para volver con la azul y oro; Frank deberá esperar, deberá sacar fuerzas para soñar con ese regreso dentro de seis meses y sumar más títulos con el club. En Brandsen 805 ya se ganó un lugar y el respeto.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

A tiro

Boca recibe a Central en La Bombonera y, aunque Guillermo planta mayoría de suplentes pensando en Palmeiras, el equipo tendrá piezas claves como Gago y Benedetto. El Mellizo no quiere perder pisada en la lucha por el tricampeonato…

El factor experiencia

Carlos Lampe es el nuevo refuerzo de Boca: el arquero de la selección de Bolivia llega para lo que queda de la Libertadores tras un buen paso por Chile y a sus 31 años. “Hay partidos que realmente los gana él”, le cuentan a MuyBoca desde Huachipato, su ex club.

Más que un empate

Boca iba 0-2 y tuvo diez minutos finales a pura euforia para llevarse un punto en su visita ante Racing. Wanchope Ábila y Sebastián Villa anotaron los goles del empate. Al equipo de Guillermo hay que matarlo dos veces.