Los números negativos

Boca llegó a 617 días puntero, una marca histórica para el fútbol argentino, pero la derrota con Estudiantes también reveló las estadísticas negras: sólo ganó un partido de visitante en 2018 y le cuesta revertir resultados.

Los 617 días en los que Boca fue puntero ya son parte de la historia: nunca jamás un equipo argentino estuvo tanto tiempo en lo más alto del torneo doméstico. Con dos campeonatos y dos clásicos en el Monumental ganados, Guillermo Barros Schelotto ya inscribió su nombre en la enciclopedia xeneize también como DT. Pero, sin embargo, la derrota ante Estudiantes mostró otro costado de las estadísticas de este Boca.

La primera marca negativa es el rendimiento del equipo como visitante: en 2018 sólo le ganó 1-0 a un Banfield alternativo en esa condición. Hubo algunos empates productivos, como los de Libertadores o el 2-2 ante Gimnasia que significó el bicampeonato, pero la falta de victorias afuera se contrasta con un gran rendimiento de local. ¿Por qué al Xeneize le cuesta imponerse fuera de la Bombonera? No es sólo numérico: el juego también merma en cantidades preocupantes en cada excursión.

Por otro lado, hay otros números que también preocupan: a Boca le cuesta reaccionar ante la adversidad. De las 24 veces que el Xeneize arrancó perdiendo bajo el mando de GBS, cayó 13, empató nueve y sólo remontó dos: el 2-1 a Unión en el arranque del ciclo y el 4-1 ante Godoy Cruz de la Superliga pasada. Puede sumarse también el 4-2 en Núñez ante River, cuando Boca estuvo 2-1 abajo por momentos, pero sabe a poco en un club acostumbrado a dar pelea cuando la mano viene torcida.

Cuestión de carácter, de confianza, de planteos, de estilo… Hay diferentes motivos por los cuales el Boca de Guillermo evidencia estas dos rachas que deben cortarse. Así como los 617 días de punta son una espalda para confiar en lo que viene, las estadísticas negativas son tropiezos a superar para seguir soñando con la Libertadores y el tricampeonato.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

La legitimación de lo absurdo

Recordamos los diez años de un 2-0 de verano de un Boca A a un River B: del «se les viene la noche» a la parafernalia mediática que aún nos acompaña.

Cuestión central

Nicolás Figal será la primera cara nueva del 2022: un central polifacético, con pasado en Independiente, al que le gusta salir jugando. Las recomendaciones de Beckham, los elogios de Phill Neville y el doping que relanzó su carrera.

Diego para todo el mundo

Se cumplen 40 años de una histórica gira con Maradona a la cabeza: el Xeneize jugó ocho partidos en tres semanas en Estados Unidos, Centroamérica, Hong Kong, Malasia y Japón.