Buenas semillas

Y un día, Boca empezó a usar sus Inferiores: Agustín Almendra fue de los puntos altos en Huracán y Leo Balerdi, aunque impreciso con la pelota, demostró personalidad en los cruces. A aprovecharlos.

Hace rato que las inferiores de Boca están en discusión. Mientras que otros clubes de Primera aprovechan los frutos de la cantera, y que incluso en Europa se ve el nivel de los juveniles xeneizes (Banega, Paredes, Escalante, Bentancur, Colidio…), en el primer equipo no gozan continuidad. Esta vez, en el escueto 0-0 ante Huracán en el Ducó, se pudo ver a dos de las promesas de abajo: Agustín Almendra y Leonardo Balerdi.

Almendra explicó en cancha por qué Guillermo Barros Schelotto lo tiene en consideración: quite, despliegue, remate de media distancia y llegada a campo rival. Fue de lo más movedizo ante Huracán y se muestra como una rueda de auxilio en la rotación del equipo. Con 18 años, incluso puede ser un buen cambio de aire en algún partido de Libertadores.

Balerdi, que se metió en las noticias de la semana por los rumores de un interés del Barcelona, dejó ver los nervios propios de un chico de 19 años que se hace cargo de ser el 2 de Boca: le costó con la pelota en los pies. Sin embargo, estuvo muy atento en cruces aéreos y en las pelotas cruzadas. Rechazos y ductilidad para jugar en el aire, sus mejores condiciones. El club tomó una sana decisión en ese sector: dejó ir a un devaluado Santiago Vergini para apostar por él.

Boca está ante la oportunidad de darle pista a dos juveniles valiosos: tenerles paciencia y no rodearlos de crisis será fundamental. Un primer paso es entender que, con falencias a cuestas, el empate con Huracán con la presencia de Balerdi y Almendra puede ser un plazo fijo que dé más rédito a futuro.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Cristian Pavón, el renacido

Russo se la jugó con Pavón como titular en el primer partido como local en la Libertadores y el cordobés no defraudó: fue una de las piezas claves en el triunfo Xeneize. De él hablamos en un nuevo podcast de #PlanetaMuyBoca.

Quizá leamos algún elogio…

Boca derrotó 2-0 a Santos y llegó a su cuarto triunfo consecutivo, con una formación de pibes de Inferiores y jugadores jóvenes. Es un equipo en crecimiento.

A vos te conozco

Boca recibe a Santos, su verdugo en la última edición de la Libertadores pero con un presente distinto: llega golpeado por las ventas, los malos resultados y la salida de Holan un día antes del partido.