Angustia y efectividad

Con un Andrada excepcional para sostener y la contundencia arriba, Boca clasificó a 8vos de la Copa Argentina dejando en el camino a un duro San Martín de Tucuman, con goles de Caronda y Ábila.

En un encuentro sumamente sufrido, Boca le ganó 2-0 a San Martín de Tucuman en Formosa y avanzó a los 8vos de final de la Copa Argentina, gracias a los goles de Edwin Cardona y Wanchope Ábila de penal, donde enfrentará a Gimnasia de La Plata. Fue quizás la mejor actuación de Esteban Andrada, quien sostuvo el cero en reiteradas ocasiones y le aportó la seguridad de la que careció el conjunto en el retroceso.

Es que si hay algo que caracteriza a los choques de Copa Argentina es la intensidad. En una competición que equipara a conjuntos de menor categoría con los de Primera División, son los más “chicos” quienes suelen jugarse el todo por el todo ante conjuntos más “grandes” y los que, lógicamente, tienen mucho más para ganar que para perder. En ese contexto, Boca enfrentaba a un rival recientemente ascendido a la Superliga, que le complicó el partido más de la cuenta.

El equipo de Guillermo enfrentó el particular desafío de no contar ni con Barrios ni con Pavón, dos de los pilares fundamentales de este ciclo, algo poco habitual del bicampeón del fútbol argentino. Si bien en ataque las variantes en cuanto a nombres son varias, en la mitad de la cancha la ausencia de Wilmar es irrepetible.  En consecuencia, se expuso demasiado y ni Gago, ni Pablo Pérez y Almendra pudieron contener los embates del conjunto tucumano. Partido e impreciso, el Xeneize sufrió en demasía y convirtió a Andrada en figura. Primero, para taparle un mano a mano excelente a Espíndola y después para amargarle un tiro libre a Bieler, que minutos antes había reventado el palo, más un remate bajo en el cierre del primer tiempo.

La floja actuación deja las preocupaciones lógicas de pensar en que, ante un oponente un poco más efectivo, la historia hubiese sido distinta. Sin embargo, y con todos los problemas a cuestas, Boca ha vuelto a ser un equipo efectivo. En el comienzo, y ante la ausencia de Pavón, la mayoría de los ataques descansaron sobre la izquierda con un buen partido de Cardona, que fue el más activo, yendo casi siempre para el medio, pero con carencia a la hora de asociarse con sus compañeros. La única de la primera parte llegó por una pelota profunda de Gago para Benedetto, que con una sutileza intentó por arriba del arquero Arce y el travesaño le dijo que no.

BOCA SMT

Como la cosa venía de igual manera en el segundo tiempo, Guillermo metió mano rápido y a los 10′ del complemento mandó a la cancha a Carlos Tevez. El Apache ingresó por Zárate y le cambió la cara al equipo. Escurridizo, lo demostró en la primera que tocó con una gran apilada; y después punteó para habilitar a Edwin de cara al gol. De la misma manera que lo buscó en el primer tiempo, volvió a enganchar de la izquierda al centro y remató, y con ayuda del desvío abrió el marcador. De ahí, el trámite dio un vuelco favorable para el Xeneize, siempre de la mano de Tevez, que aportó la frescura necesaria para torcer el duelo. Es saludable su actuación para lo que viene.  La sentencia llegó del hombre que fue protagonista de la semana, Wanchope se sacó la bronca con ese potente remate de penal para poner el 2-0.

Sin convencer, Boca sigue en pie en las tres competencias y con la certeza de haber encontrado un respaldo en el arco propio. A pesar de sufrir, es la sexta vez en siete presentaciones desde que está Andrada que el equipo no recibe goles. Oportuno sostener esta racha ante lo que se viene en el horizonte: primero Argentinos en la Paternal, la ida ante Cruzeiro y después el Superclásico en La Bombonera.

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Oídos sordos

Guillermo visitará a Argentinos con un equipo ofensivo con el regreso de Tevez a La Paternal: era hora de que el Xeneize se deje de autocensurar por las voces ajenas. Ni Zárate, ni Buffarini, ni el Apache. El problema del resto es Boca.

Una visita de riesgo

Boca volverá a visitar La Paternal, un reducto en el que tan solo pudo ganar en tres ocasiones en los últimos 14 años. Te invitamos a recordar las últimas alegrías xeneizes en el Diego Armando Maradona.

Mirando al banco

A Boca se le viene una seguidilla decisiva y el recambio saldrá a la cancha: por ahora, los delanteros suplentes dieron soluciones; en el medio todavía hay dudas.