Oídos sordos

Guillermo visitará a Argentinos con un equipo ofensivo con el regreso de Tevez a La Paternal: era hora de que el Xeneize se deje de autocensurar por las voces ajenas. Ni Zárate, ni Buffarini, ni el Apache. El problema del resto es Boca.

Sucede una situación muy curiosa en el fútbol argentino que es cuando, desde los medios, basados en un supuesto sentido común, se coincide en que tal o cual jugador no debe estar en un partido para protegerlo. Lo que es más curioso todavía -o no- es que este escenario tiene un denominador común. Siempre, pero siempre, es Boca quien está en el medio. Incluso nosotros mismos nos lo creemos en muchas ocasiones. El repaso más reciente está cerca. Zárate “no podía” estar contra Vélez. Más allá del deseo del delantero, Guillermo no tenía que ponerlo. No estaba bien. ¿Y si lo van a buscar para pegarle? Puede ser, tampoco estaría tan mal. ¿Cómo va a ir a Boca? ¿Justo a Boca tenía que ir?

El semestre pasado sucedió algo muy parecido con Buffarini. El lateral estuvo contra San Lorenzo aunque en la previa se había hablado muchísimo sobre su presencia o no en el empate 1-1 en el Nuevo Gasómetro. Tampoco estaba bien que el ex San Pablo juegue contra el Ciclón. ¿Al tipo justo se le ocurre ir a Boca? ¿No tenía otro lugar para ir? Capaz si hubiese ido a Huracán, no habría tanto problema. Pero a Boca no…

Ahora se repite, con matices distitnos, la misma historia: hay que cuidar a un jugador de Boca y que no enfrente a tal. Tevez no puede nunca más en su vida ir a La Paternal. El problema no es que lesiono a Ham. No va a ser el primero ni el último que lesione a un colega. El problema es que lo lesionó con la camiseta de Boca. Y eso, al parecer, es imperdonable. Más aún, siendo Tevez, un referente del Xeneize.

En las últimas dos visitas de Boca a La Paternal, Tevez no estuvo pese a que no tenía ninguna lesión. Enhorabuena Guillermo rompe con este ciclo de estupidez. De la misma forma que lo hizo poniendo a Buffarini contra San Lorenzo. Y de la misma forma que el día de mañana Zárate deberá enfrentar a Vélez.

El 11 del Mellizo, con Tevez desde el inicio, sería un 4-2-3-1 con: Andrada; Buffarini, Goltz, Izquierdoz, Mas; Pablo Pérez, Almendra; Villa, Tevez, Cardona; Benedetto.

Es lo más lógico que Tevez sea titular con Argentinos. En la semana Boca tiene un partido clave con Cruzeiro por Libertadores y el otro domingo recibe a River. Guillermo guarda a Zárate y Ábila está lesionado.

Por eso, el ingreso del Apache se justifica en lo deportivo. Y eso es lo único que debería ser tenido en cuenta a la hora de jugar un partido. Por mucho que chillen los de afuera…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

De crisis y finales de ciclos

#DePrimera: tras la final perdida ante Tigre, un balance del semestre y de lo que se viene, por Marcelo Guerrero.

A fuerza de voluntad

Conocé a Nicolás Capaldo, el juvenil que en su cuarto partido en Boca defenderá el mediocampo en una final: capitán desde chico, con personalidad y físico y con una técnica que fue depurando con constancia y entrenamiento extra. “Es el jugador que estamos buscando”, dicen sus entrenadores de Inferiores.

Rearmando el medio

Boca tiene bajas sensibles en la previa al partido decisivo de la Copa de la Superliga y Alfaro tendrá que plantear un nuevo mediocampo: ¿Qué opciones maneja? ¿El cambio de esquema es una posibilidad?