Otro golpe

Boca perdió ante Gimnasia por 1-0 y se quedó afuera de la Copa Argentina. El gol llegó en los minutos finales del partido como para propinarle otro duro sacudón al equipo de los Barros Schelotto.

Un primer tiempo de aproximaciones con una actuación floja de ambos equipos, tal vez influenciados por el estado complicado del campo de juego: césped muy húmedo y un suelo demasiado blando que provocó muchos resbalones y poca precisión a la hora de generar juego. Los únicos dos remates al arco de la primera parte fueron del equipo de los Barros Schelotto: Cardona, desde muy lejos, provocó una atajada en dos tiempos de Martin Arias y después Pavón de zurda no llegó a exigir del todo al arquero tripero. Los dos “tiritos” fueron las llegadas con más claridad de los 45 minutos iniciales.

Tal vez lo más destacado del primer tiempo fue una mala noticia para el conjunto xeneize por que en menos de diez minutos, Guillermo tuvo que meter mano en el equipo para reemplazar a un Dario Benedetto que presentaba una clara molestia muscular tal vez generada por el estado del campo de juego y un primer resbalón que tuvo el delantero de Boca. En su lugar ingresó Carlos Tevez.

Después de entrar dormido al segundo tiempo, el equipo Xeneize empezó a hacer pie: todavía con falta de asociación en los metros finales, pero manejando la pelota en el el campo del Lobo. Aún así, Boca no pudo generar ni una situación clara ante Martin Arias. Cuando los penales se imponía, un gol fuera de contexto le dio otro golpe al equipo de Guillermo: Melluso le ganó la espalda a Buffarini y centró para un Hurtado que se llevó puesto todo para empujar al gol. 

Boca recibió otro golpe tras la derrota en el clásico. Cayó en el minuto final ante Gimnasia de La Plata y se despidió de la Copa Argentina en los octavos de final. Ahora todos los focos en la Copa y para ese objetivo el equipo tiene que levantar considerablemente su rendimiento.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

A fuerza de voluntad

Conocé a Nicolás Capaldo, el juvenil que en su cuarto partido en Boca defenderá el mediocampo en una final: capitán desde chico, con personalidad y físico y con una técnica que fue depurando con constancia y entrenamiento extra. “Es el jugador que estamos buscando”, dicen sus entrenadores de Inferiores.

Rearmando el medio

Boca tiene bajas sensibles en la previa al partido decisivo de la Copa de la Superliga y Alfaro tendrá que plantear un nuevo mediocampo: ¿Qué opciones maneja? ¿El cambio de esquema es una posibilidad?

Boca siempre está

El Xeneize llegó a su 25 partido decisivo en este siglo: más de una final por año (y un triangular desempate). Después del triunfo sobre Argentinos y con Tigre en el horizonte, leé #DePrimera, la columna de Marcelo Guerrero.