En sus manos

Rossi tuvo un partido reivindicatorio ante Colón justo antes de la vuelta con Cruzeiro: su levantada y rodearlo de una defensa acorde son claves para sostener el 2-0 de la ida.

Después de hacer un gran partido contra Cruzeiro por la ida de los cuartos de final, todo se vino en picada para Boca: la lesión de Esteban Andrada, la derrota ante River y la eliminación a manos de Gimnasia de la Copa Argentina cayeron como fichas de dominó. La victoria por 3-1 contra Colón significó un alto al retroceso y una inyección anímica para un equipo golpeado. Y el que más aprovechó ese triunfo fue un hombre que puede ser clave en el futuro: Agustín Rossi, una de las figuras ante el Sabalero.

Rossi tuvo dos tapadas de lujo: un tiro de media distancia de Clemente Rodríguez y una volea a quemarropa de Mariano González; además, cortó centros y hasta se animó a jugar un poco más con los pies, un rubro donde tuvo falencias en el pasado. Además de su levantada deportiva, la esperanza es que repercuta en lo anímico: el problema técnico no fue el mayor inconveniente de Agustín, un arquero que supo ser bicampeón.

Desde la estadística, además de su doble corona en el club, Rossi cuenta con otro dato favorable para la batalla de Belo Horizonte: en todos sus partidos en Boca nunca recibió una goleada, que es lo que necesita Cruzeiro para dar vuelta el 2-0 de la ida. Los números no salen a jugar, pero sus propios datos históricos deben contribuir en la confianza del arquero y en espantar rumores de refuerzos express.

Igualmente, está claro que Rossi no será el único responsable de defender la ventaja en Brasil: Julio Buffarini, posible titular, deberá levantar su hasta ahora flojo nivel; Carlos Izquierdoz y Lisandro Magallán buscarán repetir el trabajo hecho en la ida; y en la banda izquierda dirimirán el puesto entre Emmanuel Más y Lucas Olaza, dos de nivel parejo hasta el momento. Si bien la tentación de hacer un gol para complicarle aún más el pase a Cruzeiro está latente, el pase a semifinales puede empezar a construirse de atrás hacia adelante.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Inyección anímica

Boca sumó un triunfazo en el último partido del año por Superliga: el Xeneize derrotó a Independiente en Avellaneda por 1 a 0 con gol de Cardona. El equipo de Guillermo llega con la moral alta a la final de la Libertadores.

Impunidad

La final de la Libertadores se jugará y no se identificó a ninguno de los responsables del ataque al micro de Boca. La presión de la CONMEBOL pudo más que el pedido xeneize. Ahora, a confiar en la hazaña del equipo.

Crónica de una vergüenza

La agresion al micro de Boca, el show patético de CONMEBOL, la responsabilidad de River, los huevos del plantel y CT, las idas y vueltas de Angelici… Todo el papelón del Monumental contado desde adentro.