El motor de Boca

Nahitan Nández y un partido consagratorio: el uruguayo fue figura en Belo Horizonte y se ganó un lugar en lo que queda de la Copa. ¿Cómo fue su camino hasta su tan ansiada titularidad? Crónica de un pibe de Punta del Este que abrazó los valores xeneizes.

–Dicen que sos un jugador hecho para Boca… ¿Lo sentís así? ¿Por qué?
-Se dice eso, sí… A uno lo pone contento que se digan esas cosas. Y tal vez es verdad: mis características de juego se basan en lo que es Boca.

Es difícil que un jugador con menos de 50 partidos en Boca pueda sentirse tan identificado con los valores del club. Es aún más raro si ese jugador no es argentino ni viene de las Inferiores del club; incluso su Punta del Este natal suena a bastante poco combinable con el barro en la camiseta azul y oro. Pero si el que habla es Nahitan Michel Nández, si el que le dio esa declaración a MuyBoca cuando apenas llegaba a Brandsen 805 es el mismo uruguayo que dejó la vida en Belo Horizonte para pasar a semifinales de la Libertadores, uno tiende a creer bastante más en esa sincera conexión con Boca.

Nández llegó después de ser figura en Peñarol, donde se transformó en el capitán más joven del club más antiguo de Uruguay. Con rodaje en las juveniles sub 20 y empezando a tener continuidad en las citaciones de Oscar Tabárez a la Celeste mayor, arribó a Boca buscando un salto en su carrera pensando en un futuro europeo. “Van a ver un jugador inteligente y con mucho carácter. Desde el primer minuto que llegue, va a mostrar personalidad para pelear el puesto“, le dijo a MuyBoca Radio el DT que lo hizo debutar en Primera, Jorge Fossati. “Boca con Nández trajo a un gran jugador. Creo que va a durar poco… El pibe tiene una capacidad bárbara, es metedor. Para mí va a ser titular“, completó también en MuyBoca su compatriota Hugo Romeo Guerra, conocedor del club, que en paz descanse.

No tuvo una titularidad continuada durante todo el ciclo de Guillermo Barros Schelotto, pero siempre estuvo ahí como rueda de auxilio, como pulmón en el mediocampo e incluso a veces desarrollando tareas casi de extremo derecho, un puesto que conocía de Peñarol pero que le costó llevar a cabo en Argentina. En su primer semestre fue de menor a mayor: le convirtió el 2-1 a River en el Monumental y cerró 2017 ganándose un lugar entre los once aprovechando una racha de lesiones. En 2018 sufrió la derrota en la Supercopa y la imposibilidad de jugar por Libertadores, por una expulsión que arrastraba justo ante Palmeiras -futuro rival-, pero terminó desahogándose como todo el plantel con el bicampeonato, su primer título en la Ribera.

Se fue al Mundial: vital para Tabárez, fue titular en cuatro de los cinco partidos de la buena Copa charrúa, siendo una de las figuras contra el Portugal de Cristiano Ronaldo. A su vuelta, lo esperaba otra realidad: un Boca reforzado parecía no tener lugar para él y hasta se coqueteó con la posibilidad de una salida al exterior. Finalmente, Nahitán se quedó. Y en un Xeneize con múltiples variantes ofensivas pero algunos problemas en el combate defensivo, fue una grata noticia: empezó a forjar un mediocampo de pelea con Wilmar Barrios que tuvo su pico en esta serie ante Cruzeiro.

A veces desordenado y en muchos casos impreciso, Nández se impone en el once tiitular por dinámica y energía. Fue el motor y el empuje de Boca cuando el resto se quedaba sin piernas y cumplió con un aceptable partido posicional, tapando a Thiago Neves y rompiendo la conexión con su compatriota Giorgian De Arrascaeta. Su nuevo rol en Boca es ese: ser el ladero de Barrios, hacer descansar al colombiano y agregar recorrido cuando hace falta.

Lo que viene es Palmeiras, un rival contra el que Nández tuvo su historia particular en una batalla campal cuando estaba en Peñarol. Será una serie durísima, contra el líder del torneo brasileño, contra un equipo que ya ganó en la Bombonera y que cuenta con nombres, recursos y experiencias para aspirar a ser campeón de la Libertadores. Los de Guillermo también tienen lo suyo, y en eso entra Nández: el pibe que por fin es titular y que sí que entiende lo que es Boca.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

A tiro

Boca recibe a Central en La Bombonera y, aunque Guillermo planta mayoría de suplentes pensando en Palmeiras, el equipo tendrá piezas claves como Gago y Benedetto. El Mellizo no quiere perder pisada en la lucha por el tricampeonato…

El factor experiencia

Carlos Lampe es el nuevo refuerzo de Boca: el arquero de la selección de Bolivia llega para lo que queda de la Libertadores tras un buen paso por Chile y a sus 31 años. “Hay partidos que realmente los gana él”, le cuentan a MuyBoca desde Huachipato, su ex club.

Más que un empate

Boca iba 0-2 y tuvo diez minutos finales a pura euforia para llevarse un punto en su visita ante Racing. Wanchope Ábila y Sebastián Villa anotaron los goles del empate. Al equipo de Guillermo hay que matarlo dos veces.