Boca no duerme

Tras el 2-2 de la ida, Boca define la Libertadores en el Monumental en la final de todos los tiempos: este sábado, más que nunca y contra el resto del país, jugamos todos.

Cuando esta final se divisaba en el horizonte, creo que la mayoría de los hinchas, o al menos en mi caso particular seguro, no queríamos afrontarla. Ni los de Boca ni los de River. Yo siempre digo que Boca pone más en riesgo. Y fue siempre así, incluso cuando Boca llegaba con un handicap muy amplio por sobre River como se dio a principios de este milenio. Aún en esos años de gracia, siempre fue Boca el que arriesgó más. Porque es siempre el que tiene un status quo favorable el que no quiere apostarlo. Y ser el más grande para unos es un eslogan, pero para nosotros es una realidad que no tenemos intenciones de poner en discusión. Sin embargo, el tiempo no puede suspenderse. La historia sigue su camino y esta final de Copa Libertadores tuvo un efecto revelador. Aunque creíamos que habíamos visto ganar todo a Boca, no es así. Por ahora…

Un 28 de noviembre del 2000, superamos por 2-1 al Real Madrid de los Galácticos y tocamos el cielo con las manos. Parecía que no había un más allá. Que uno podía afirmar sin temor a arrepentirse ‘puedo morir que lo he visto todo’. Y fue así durante mucho tiempo. Hasta hace algunos años los equipos del mismo país no podían enfrentarse en una final de Copa. Y una vez que quitaron la norma, la posibilidad seguía pareciendo una utopía. Con lo difícil que es llegar a una final de Libertadores, ¿qué chances reales existían de que Boca y River la definan?

A medida que ambos fueron superando fases, algunos con todas las de la ley, otros envueltos en polémicas, la chance fue creciendo hasta convertirse en una realidad ineludible. Y sí estamos en el baile no queda otra. Bailemos. Con el pasar de los días y transcurrida la ida, el temor fue mutando en ilusión para dejar de pensar en lo que podemos perder y concentrarnos en lo que podemos lograr: dar la vuelta en el Monumental sería dar la vuelta de cara a toda la Argentina…

Mañana, los de rojo se pondrán un poco pálidos, un poco blancos y mezclarán sus colores, los del cuervo cambiarán plumas negras por blancas, y así hará todo aquel que no sea de Boca. Una pequeña radiografía de la historia argentina en apenas 90 minutos: los que estamos sólos somos nosotros, pero ojo, somos muchos y somos más, somos la mitad más uno contra el resto del país.

La historia se escribirá este sábado en el Monumental. Que sean páginas doradas, paginas azul y oro. Saldrán 11 a la cancha, otro puñado  esperará en el banco y millones alentarán por televisión. Este sábado jugamos todos y ahora, más que nunca, ¡hay que creer!

 

Comentarios

  1. No pude dormir, no me da mas mi cuerpo, pero me da bronca e impotencia lo que paso. Y MAS CON EL INCOMPETENTE DE ANGELICI( que quiere jugarlo), boca ( otros dirigentes, jugadores e hinchas NO QUIEREN JUGAR Y PEDIR LOS PUNTOS. Como no puedo ir a paraguay me voy al hotel madero yaaa hacer el aguante para que NO SE JUEGUE!!!!!!. JUSTIACIA PARA TODOS IGUAL!!!!!..AGUANTE BOCA CARAJO!!!!!( pablo perez tiene ulcera de cornea min 15 dias ojo tapado- VERGUENZA!!!!)

  2. Boca debe esperar el fallo del tribunal de disciplina ( art 8 y art18), con antecentes con el mismo club( donde x un imbecil nos eliminaron. Ahora fue mucho peor , una emboscada x miles de personas, gas pimienta, piedras, y lesionaron un jugador la cornea. ESPERO QUE SE ACTUE DE LA MISMA MANERA o no nos presentamos, iremos al Tas( aunque nos sancionen x 5 años, y que se la den x decreto)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Inyección anímica

Boca sumó un triunfazo en el último partido del año por Superliga: el Xeneize derrotó a Independiente en Avellaneda por 1 a 0 con gol de Cardona. El equipo de Guillermo llega con la moral alta a la final de la Libertadores.

Impunidad

La final de la Libertadores se jugará y no se identificó a ninguno de los responsables del ataque al micro de Boca. La presión de la CONMEBOL pudo más que el pedido xeneize. Ahora, a confiar en la hazaña del equipo.

Crónica de una vergüenza

La agresion al micro de Boca, el show patético de CONMEBOL, la responsabilidad de River, los huevos del plantel y CT, las idas y vueltas de Angelici… Todo el papelón del Monumental contado desde adentro.