Inyección anímica

Boca sumó un triunfazo en el último partido del año por Superliga: el Xeneize derrotó a Independiente en Avellaneda por 1 a 0 con gol de Cardona. El equipo de Guillermo llega con la moral alta a la final de la Libertadores.

Difícil concentrarse en la Superliga cuando todavía se mastica bronca por lo sucedido en el Monumental la semana pasada y a medida que van pasando los días, la cabeza se centra cada vez más en el partido de vuelta que insólitamente se jugará en el Bernabéu. En el medio de todo eso se disputó un clásico ante Independiente que, como se esperaba en la previa, fue una tarde noche complicada para el Xeneize pero que tuvo final feliz.

Al equipo de Guillermo le costó hacer pie, Independiente puso todo lo disponible mientras Boca cuidó algunos nombres como Izquierdoz, Nandez, Barrios, Pérez, Tevez y Wanchope. El equipo local parecía tener una marcha mas y así llegó a incomodar en un par de ocasiones al siempre seguro Andrada. El Xeneize tuvo un buen pasaje cerca de la media hora de juego: apareció Zárate, se juntó con Gago y Almendra para que Boca puede jugar varios minutos lejos del arco de Andrada, incluso el ex Velez tuvo dos remates que no generaron gran peligro para Campaña.

El segundo tiempo fue un partido totalmente distinto. Boca salió con otro ímpetu, Guillermo mandó rápido a Cardona y en una acción individual del colombiano encontró el único gol del partido: remate potente y razante para burlar la resistencia de Campaña. El trámite creció en emoción, sobretodo cuando el Xeneize se quedó con uno menos por la expulsión de Magallán: Independiente inclinó la cancha pero siempre se encontró con un inexpugnable Andrada. Boca supo sufrir en los últimos minutos y se alzó con un triunfazo en Avellaneda por 1 a 0.

El Xeneize ganó como visitante de Independiente después de tres visitas sin éxitos. Boca sumó tres puntos en Superliga y otro envión anímico de cara a la final de la Libertadores al derrotar a un clásico rival. Además, Guillermo puede sacar conclusiones futbolísticas de cara al partido clave del año: Andrada es indiscutible, Buffarini y Almendra merecen la consideración y adelante Wanchope es vital.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Empuje a lo Boca

El Xeneize se lo dio vuelta a Atlético Tucumán al final y desató la fiesta en la Bombonera. Sobró posesión y faltó profundidad, pero los goles de Langoni devolvieron al equipo a la pelea.

Grito de desahogo

Boca ganó como más se disfruta: 1-0 en la última en Florencio Varela. Queda mucho por mejorar, pero la victoria tranquiliza. Próximo rival: el puntero, Atlético Tucumán.

Rumbo torcido

Boca no pasó del 0-0 ante Rosario Central y profundizó el desconcierto en su presente. Sin una columna vertebral sólida, al Xeneize nuevamente lo salvó Rossi y generó poco en ataque.