En otro ritmo

El conjunto Xeneize disputó sus primeros minutos de fútbol del año. El debut de Gustavo Alfaro fue con derrota por 2 a 0 ante Unión de Santa Fe en Mar del Plata.

La primera prueba del ciclo Alfaro no fue positiva. Boca no solo perdió, sino que además demostró un flojo nivel: sin peso en ataque, con poca generación de juego, y con errores puntuales que pagó caro en el resultado. Encontrar las piezas para aceitar el sistema en el segundo y último partido de preparación será clave para arrancar bien la reanudación dela competencia oficial. Hay trabajo para hacer y poco tiempo para agarrar ritmo. 

Un Boca lento y previsible se vio en los primeros minutos de la noche. Toques horizontales y la búsqueda de doblar por las bandas, sobretodo en la izquierda, parecía ser la premisa, pero la falta de juego del doble cinco y un Tevez demasiado retrasado colaboraron al buen planteo táctico de un Unión. En el primer error de la noche llegó la apertura del marcador: Pavón soltó a Martínez y eso provocó una serie de movimientos erráticos en la línea defensiva que concluyeron en el gol de Lotti de cabeza.

Unión, con más amistosos en el lomo, jugó el partido como si fuera por los puntos y fue así que en el comienzo de la segunda etapa, después de llegar varias veces al área de Andrada, terminó encontrando el segundo gol del partido, otra vez en la cabeza de Lotti. Con el partido cuesta arriba, Alfaro movió el banco y mandó a la cancha a Zárate y Reynoso. El ingreso del cordobés le dio a Boca otra profundidad: Bebelo le ofreció al equipo un primer pase entre líneas que se había ausentado hasta entonces. Aún así, el Xeneize sólo incomodó a Nereo Fernández con pelota parada.

El ciclo Alfaro comenzó con derrota por 2 a 0. Lo más preocupante no es el resultado, si no el flojo rendimiento colectivo e individual de muchos jugadores: Tevez desaparecido, Benedetto inconexo, Pavón en su laguna post-mundial y el debutante Junior Alonso con errores en ambos goles. Podía esperarse una derrota en el primer partido del año, pero esta pretemporada es más corta de lo común y en diez días Boca tiene que agarrar ritmo, recuperar los partidos adeudados y así prenderse en la Superliga.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Premio al esfuerzo

De la merecida ovación a Nández al paso a cuartos de un equipo sólido y ordenado. Es la 13° vez que Boca llega a esta instancia en las 15 Copas que jugó en este milenio.

De atrás para adelante

Boca sigue sin recibir goles a la espera de recuperar poder de fuego. Andrada y el ingreso de Salvio, buenas noticias del empate con suplentes ante Huracán. Leé #DePrimera, la columna de Marcelo Guerrero.

Otro campeón mundial

De Rossi se suma a Boca con la Copa del Mundo de Italia: Burdisso y Tevez ya conquistaron el planeta con el club. El volante jerarquiza al plantel e ilusiona a la gente.