El escudo adelante

Con el ingreso de Zárate en lugar de Tevez, Boca intentará prolongar su racha de victorias visitando a Belgrano. Alfaro cumplió rápido con la premisa que repiten todos los técnicos y no siempre validan: juega el que mejor está…

En su presentación, Alfaro le devolvió a Tevez parte del poder y protagonismo que había perdido en el ciclo de Guillermo. Sin un pasado glorioso con la camiseta puesta, Lechuga apostó por construir su autoridad privilegiando al ídolo que tiene hoy el plantel. Viendo el nivel del Apache, muy por debajo de lo que se espera desde su vuelta de China, tal vez fue apresurado comprometerse de esa manera, otorgándole la cinta de capitán y prometiéndole titularidad, según aseguró el propio delantero. En apenas tres partidos, el técnico de Boca tuvo que tragarse sus palabras porque, mientras la mayoría recuerda su apoyo a Carlitos, algunos preferimos resaltar otra de sus cartas de presentación: el escudo adelante y el nombre atrás.

Alfaro entendió pronto que la mejor manera de construir su poder en Boca es con un equipo que gane. Es un mérito del entrenador, a diferencia del Mellizo, y no es por hacer leña del árbol caído, quien dilataba demasiado ciertas decisiones que se imponían solas. Si Zárate le rinde más al equipo, como viene quedando demostrado desde la reanudación del torneo, bienvenido sea. El Xeneize necesita salir de un golpe duro y ya no hay tiempo para las vacas sagradas. A Carlitos le tocará aceptar su rol secundario o marcharse.

Además de la salida de Tevez y el ingreso de Zárate, Boca tendrá otra variante para visitar este domingo a Belgrano. Almendra, recuperado de una tendinopatía en su rodilla izquierda, por la que fue desafectado del Sudamericano Sub 20, reemplazará a Bebelo Reynoso, quien no pudo sostenerse como titular por su intermitencia. Un par de destellos no fueron suficientes para cautivar a Alfaro, quien apostó por él en los primeros encuentros.

Así, el Xeneize visitaría al Pirata con los siguientes 11: Andrada; Buffarini, López, Izquierdoz, Alonso; Almendra, Marcone, Campuzano; Zárate; Pavón y Benedetto. El ex Vélez, ante la salida de Reynoso, será el principal encargado de la gestación, una función que si bien no es su principal cualidad, está entre sus atributos.

Boca depende de un milagro para luchar por el tricampeonato aunque ya conoce lo que es ser campeón descontándole 11 puntos al líder. Por lo pronto, habrá que concentrarse en mantenerse en puestos de Copa Libertadores y, quien sabe, capaz lograr incomodar a Racing. No sería fácil tener al Xeneize en el espejo retrovisor…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Desenfocado

Mientras se habla de su blooper en las declaraciones post Belgrano, Cristian Pavón debe concentrarse en lo fundamental: volver a terminar bien las jugadas. En los metros finales está la diferencia del jugador que puede llegar a ser.

Sabor amargo

Boca igualó 1 a 1 con Belgrano en Córdoba y dejó pasar una chance importante para descontarle puntos a Racing. El Xeneize abrió el marcador con un gol de López, pero no lo liquidó y terminó pagándolo caro.

El dolor de ya no ser

Gago se va de Boca por culpa de las lesiones: la historia del jugador que se crió y ganó nueve títulos en el club, fue declarado intransferible en el Real Madrid, fue dorado con la Selección y sin embargo se retira a oscuras.