Alimenta la ilusión

Boca tuvo que trabajar mucho para superar a Lanús como local. Fue 2 a 1 con goles de Mas y Zárate para sumar tres puntos que mantienen la expectativa en la Superliga.

La era Alfaro todavía no conoce derrotas. Boca superó a Lanús por 2 a 1 en un partido complicado y estiró el invicto del año a cinco partidos. El Xeneize no tuvo su versión más inspirada y tuvo que trabajar mucho para quedarse con los tres puntos. La victoria mantiene la ilusión de la mitad más uno de pelear por el tri campeonato.

Otro rival de Boca que se plantó a presionar por toda la cancha dificultando el proceso de elaboración xeneize. Otro comienzo de partido que le costó mucho al equipo de Alfaro: no pudo meter dos pases seguidos en campo adversario y las veces que llegó a rematar lo hizo desde muy lejos y con mucha imprecisión. Mientras Lanus tenía la pelota, de a poco fue apareciendo Boca y promediando la primera parte Pavón y Benedeto tiraron una pared en el borde del área que generó el primer mano a mano del partido. 

Antes de finalizar el primer tiempo, Boca volvió a tener una situación clara en un centro de Mas que fue muy pasado y se le encontró Buffarini que no dudó a la hora de sacar un remate potente y cruzardo que pasó cerca del palo derecho de Ibañez. Los 45 minutos iniciales terminaron en un empate sin goles y casi sin situaciones, los arqueros prácticamente no tuvieron intervenciones y el fútbol pasó mucho por la mitad de la cancha, con una posesión en cámara lenta de parte de Boca y un juego inofensivo por el lado de la visita.

En los primeros minutos de la segunda parte parecía mantenerse la tendencia de la primera: Boca con el freno de mano puesto y con muchos errores en el manejo de la pelota. Hasta que apareció Zárate, lo puso a correr a Pavón y el ‘7’ tuvo una clara adentro del área que terminó siendo interceptada por un defensor granate. La pelota parada volvió a ser una solución para abrir un partido complicado: ejecutó Zárate, Mas fue más arriba que todos y metió un gran cabezazo para poner el 1 a 0 a los diez minutos del segundo tiempo.

Después del gol el partido se abrió: Lanús llegó rápido al empate gracias a un gol de Sand pero Boca asimiló rápido el golpe y con un gol de Zárate volvió a estar nuevamente arriba en el marcador. El ex Velez aprovechó un gran desborde de Pavón que finalizó con un mejor centro atrás para el goleador de la era Alfaro. Pasaron los minutos de euforia y el equipo de Alfaro empezó a controlar el juego: entró Nandez para aportar lucha y Bebelo Reynoso para tener la pelota, tambíen creció Marcone para hacerse patrón del partido y así Boca comenzó a cerrar una victoria que lo acerca a los puestos de arriba. 

El Xeneize terminó sufriendo, no le sobró nada y tuvo que trabajar mucho para quedarse con la victoria. Los tres puntos siguen manteniendo la ilusión de Boca en un campeonato que por ahora lo tiene lejos pero que en siete días puede acortar mucha distancia al jugar el partido adeudado y visitar al líder Defensa el próximo fin de semana.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

La Bombonera y otras grandezas

Boca pasó a Vélez por penales, alcanzó las semifinales de la Copa de la Superliga y otra vez se hizo fuerte en la Bombonera. Leé #DePrimera, la columna de Marcelo Guerrero.

Un arco seguro

Andrada en su mejor momento: con el 0-0 ante Vélez, lleva 19 vallas invictas en 33 partidos en Boca, mira de reojo a la Copa América y en el club planean mejorarle el contrato.

En casa será diferente

#DePrimera, la columna de Marcelo Guerrero: el 0-0 contra un Vélez hostil fue un resultado positivo, aunque lejos de las mejores presentaciones del equipo de Alfaro. La vuelta, el jueves en la Bombonera.