No pelea

Boca cayó como local ante Atlético Tucuman y se bajó de la lucha por la Superliga. Fue por 2 a 1 en un encuentro donde el Xeneize fue de mayor a menor y siempre corrió de atrás.

«Esta noche tenemos que ganar…» fue el primer grito de la cancha, minutos previos al comienzo del encuentro. Bajo esa consigna salió Boca a jugar el partido ante Atlético Tucumán, pero recibió un golpe demasiado rápido: antes de los diez minutos un centro cruzó toda el área de derecha a izquierda y, tras un pifie de Buffarini, Núñez empujó al gol para poner el 1-0 para la visita. Boca asimiló el golpe rápido, con un buen Tevez y un inspirado Villa empujó contra el arco de Lucchetti a punto de merecer la igualdad a los pocos minutos, pero el primer tiempo finalizó con la ventaja de la visita a pesar de varias situaciones con las que contó el equipo de Alfaro.

El entrenador movió el banco en el entretiempo y mandó a Zárate a la cancha en lugar de Bebelo Reynoso, apagado e impreciso durante casi todo el primer tiempo. Desde el saque de mitad de cancha comenzó la Zárate dependencia: Boca vivió buscando la individualidad de Mauro para que, encarando de izquierda al centro, pueda encontrar la solución al cerrojo defensivo de los tucumanos. Y en el primer cuarto de hora de la segunda parte, Zárate generó dos atajadas de Lucchetti, una de un tiro libre y la otra por un cabezazo del ex Vélez. 

Cuando todo parecía indicar que se había cumplido el tiempo de Wanchope en el partido, de muy floja participación, el ‘9’ guapeó, empujó y se llevó por delante a todo jugador de Atlético Tucumán para poner la igualdad en el marcador. Benedetto por Tevez y Pavón por Villa fueron los cambios para los minutos finales del partido y en el inteto de que Boca se lleve puesto al ‘Decano’, Díaz durmió a Izquierdoz y, después de un par de rebotes, Barbona definió con la mayor comodidad posible ante Andrada para poner nuevamente en ventaja a la visita.

Consumada la derrota, Boca quedó sin chances de pelear por el tri campeonato y Gustavo Alfaro se quedó sin invicto. El Xeneize fue de mayor a menor, jugó una buena primera parte pero terminó siendo un descontrol total en los minutos de la etapa complementaria. Ahora, para el futuro inmediato en Superliga, la clasificación a la Libertadores 2020 será el objetivo primordial.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.