No pelea

Boca cayó como local ante Atlético Tucuman y se bajó de la lucha por la Superliga. Fue por 2 a 1 en un encuentro donde el Xeneize fue de mayor a menor y siempre corrió de atrás.

«Esta noche tenemos que ganar…» fue el primer grito de la cancha, minutos previos al comienzo del encuentro. Bajo esa consigna salió Boca a jugar el partido ante Atlético Tucumán, pero recibió un golpe demasiado rápido: antes de los diez minutos un centro cruzó toda el área de derecha a izquierda y, tras un pifie de Buffarini, Núñez empujó al gol para poner el 1-0 para la visita. Boca asimiló el golpe rápido, con un buen Tevez y un inspirado Villa empujó contra el arco de Lucchetti a punto de merecer la igualdad a los pocos minutos, pero el primer tiempo finalizó con la ventaja de la visita a pesar de varias situaciones con las que contó el equipo de Alfaro.

El entrenador movió el banco en el entretiempo y mandó a Zárate a la cancha en lugar de Bebelo Reynoso, apagado e impreciso durante casi todo el primer tiempo. Desde el saque de mitad de cancha comenzó la Zárate dependencia: Boca vivió buscando la individualidad de Mauro para que, encarando de izquierda al centro, pueda encontrar la solución al cerrojo defensivo de los tucumanos. Y en el primer cuarto de hora de la segunda parte, Zárate generó dos atajadas de Lucchetti, una de un tiro libre y la otra por un cabezazo del ex Vélez. 

Cuando todo parecía indicar que se había cumplido el tiempo de Wanchope en el partido, de muy floja participación, el ‘9’ guapeó, empujó y se llevó por delante a todo jugador de Atlético Tucumán para poner la igualdad en el marcador. Benedetto por Tevez y Pavón por Villa fueron los cambios para los minutos finales del partido y en el inteto de que Boca se lleve puesto al ‘Decano’, Díaz durmió a Izquierdoz y, después de un par de rebotes, Barbona definió con la mayor comodidad posible ante Andrada para poner nuevamente en ventaja a la visita.

Consumada la derrota, Boca quedó sin chances de pelear por el tri campeonato y Gustavo Alfaro se quedó sin invicto. El Xeneize fue de mayor a menor, jugó una buena primera parte pero terminó siendo un descontrol total en los minutos de la etapa complementaria. Ahora, para el futuro inmediato en Superliga, la clasificación a la Libertadores 2020 será el objetivo primordial.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Son todos de Boca: Cacho Malbernat

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy nos toca Cacho Malbernat, pieza clave del Estudiantes de Zubeldía.

Los mercados de Riquelme

¿Cómo gestiona Boca las transferencias desde que llegó el Consejo de Fútbol al club? En MuyBoca analizamos las tácticas de Román: bajo presupuesto, incorporaciones con experiencia, sostenimiento del equipo titular y algunos refuerzos que no llegan…

Podcast: Defensa para armar

En MuyBoca pusimos el foco sobre la línea defensiva del equipo de Russo: ¿cómo se pasó de la solidez del 2020 a la falta de funcionamiento de la actualidad?