Clásico bailable

Boca se aprovechó de San Lorenzo y lo derrotó por 3-0 en la Bombonera. Con goles de Zárate, Nandez y Villa, el Xeneize está más cerca de la Libertadores 2020.

Boca ganó, gustó y goleó. El Xeneize se aprovechódel momento de San Lorenzo y le propinó un 3-0 en la Bombonera que eleva el ánimo y prácticamente le asegura la clasificación a la Libertadores 2020.

El equipo de Alfaro salió en modo clásico: a morder en toda la cancha, con presión alta y ganando los duelos individuales. Así llegó el gol a los 4 minutos de juego: robo Bebelo en presión alta, Wanchope jugó con Zárate y Mauro sacó un derechazo preciso que clavó al palo de Monetti. En el resto de primer tiempo, Boca fue muy superior en el trámite y hasta tuvo una situación muy clara en los pies de Wanchope que definió muy mal. Sobre el cierre de la etapa inicial, San Lorenzo metió un cabezazo en el travesaño en lo que fue su única llegada.

El segundo tiempo se rompió desde los primeros minutos: peleado, friccionado y hablado, pero con un pasaje donde el encuentro estuvo más abierto. Y en esa apertura, San Lorenzo llegó con peligro y obligó a Andrada a realizar una gran atajada. Boca estiró las ventajas en el marcador después de una gran jugada de Bebelo Reynoso que terminó en un centro para el anticipo de Nández y a eso se le sumó la expulsión de Monetti que prácticamente sentenció el triunfo Xeneize. Villa le puso cifras definitivas al partido en una jugada que inició en una atajada de Andrada.

Boca sumó un triunfo importante en sus aspiraciones para asegurar la clasificación a la Libertadores 2020. Y una victoria aún más importante en en lo anímico ante un rival, que por más versión disminuida, es un clásico.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Vamos, vamos, los pibes

Con la llegada de la nueva CD parece que se ha abierto una puerta para que los chicos de inferiores tengan más participación en Primera. ¿A qué se debe?

Obligado a ganar

Boca, fuera de los clasificados en la Copa de la Liga, recibe a Atlético Tucumán y necesita un triunfo para arrancar con más espalda su camino por la Libertadores.

Escasez de variantes

Boca cayó en Santa Fe ante Unión con muy poca reacción en el segundo tiempo. El equipo no supo cómo torcer la historia y evidenció la falta de alternativas.