¿Papá quién?

Con la victoria de ayer, el historial completo (contando amistosos) entre Boca y San Lorenzo quedó 97 a 96 arriba para el Xeneize.

Entre los muchos que se atribuyen la condición de clásicos rivales de Boca, San Lorenzo pica en punta. Su actual presidente y precandidato a algún cargo por alguna agrupación en futuras elecciones, Matías Lammens, ha llegado a decir que «la paternidad sobre Boca forma parte de nuestro ADN». Tal vez deba revisar su examen genético.

Con el 3-0 de este sábado, un resultado que el árbitro Facundo Tello se ocupó de minimizar perdonándole rojas al visitante y descontando apenas 1’50», Boca quedó a sólo dos partidos en el historial por ligas de AFA y uno arriba (97-96) si se cuentan todos los enfrentamientos entre ambos clubes desde 1915 hasta la fecha.

No desconocemos la diferencia entre oficiales y amistosos. No nos animaríamos a cantar hijos nuestros en el próximo cruce de local, pero presumir de una amplia paternidad -como insisten los muchachos de Boedo, Bajo Flores y alrededores- suena exagerado si revisamos los números.

Para los que gustan de informarse y hablar con datos precisos, adjuntamos a continuación el detalle de los 271 encuentros que han sostenido entre sí las dos instituciones desde que se dedican a este deporte, al margen de la relación contractual con sus futbolistas.

[EL HISTORIAL COMPLETO]

Como puede comprobarse en el listado, entre 2013 y 2018 se disputaron siete Boca-San Lorenzo por torneos locales. Apenas dos fueron en la Bombonera. Seguramente se trató de otra hábil maniobra para disimular la influencia de una AFA bostera que Lammens y Marcelo Tinelli -otro precandidato a algo por algún lado- han denunciado con ejemplar perseverancia.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Cómo ver gratis el Boca-River y en calidad HD

Los equipos de Miguel Ángel Russo y Marcelo Gallardo se verán las caras en La Bombonera por los cuartos de final de la Copa de la Liga.

¿Será otra historia?

Boca vuelve a visitar a Santos después de la goleada que sufrió en enero pero el panorama es distinto: el equipo de Russo busca encaminar la clasificación en la Libertadores antes del Superclásico.

Un Boca rejuvenecido

Russo puso a los pibes, ellos ganaron confianza y Boca ganó más que partidos: el Xenezie extendió su plantel y consolidó una idea de juego que se plasma cada vez que los juveniles están en cancha.