#MuyBocaViaja: el aguante de Instagram

MuyBoca estuvo en Mar del Plata en la vuelta de los visitantes de Boca: sol y calor, asado, la previa y un mensaje directo salvador…

Cómo no vas a ir si Boca no pudo llevar visitantes en todo el año. Cómo no vas a ir si es en Mar del Plata, una de las ciudades más lindas del país, y encima pronostican sol y 25 grados. Cómo no vas a ir si tu novia y hasta el perro se suman a la escapada del fin de semana. Cómo no vas a ir, aunque no tengas entrada…

El viaje surgió de imprevisto, de impulsivo, y este cronista se mandó a MDQ sin ticket asegurado. El que ha ido con Boca de visitante lo sabe: nos conocemos todos y siempre aparece una mano amiga que alcanza una entrada sobrante cuando hace falta y más en partidos no definitorios como éste. La promesa de un colaborador del club de conseguir una popular bastó para tomar la autopista y llegar a La Feliz el sábado 2am (y documentarlo en Instagram con una foto alusiva).

El sábado amaneció con un solazo que invitaba al asado. Ya con los primeros carbones prendidos, aparecieron nubes y no en el cielo: el contacto del club avisaba que “estaba complicado” y la entrada no aparecía. Incertidumbre pero no desesperación: empezaron a volar mensajes para decenas de amigos. “Alguno va a conseguir”, era el mantra tranquilizante.

“No viajé”, “acá tenemos un ticket por cabeza”, “tenía una pero ya la ubiqué”, las respuestas negativas se empezaron a acumular y el vacío a la parrilla era cada vez menos tentador. El contacto del club intentaba pero no podía ayudar: no había noticias y ya avisaba que popular, imposible. “Decime que no hice 400km sólo para comer asado…”. Abrir Instagram y ver las respuestas a la foto de la entrada a MDQ fue la insólita solución.

Los tiempos cambian y la pasión se vive de maneras diferentes. Entre hashtags, videos y tendencias, las redes sociales son un apéndice más del club, y por ahí vino la solución para este hincha desahuciado: “Lucas, buen día. ¿Cómo va? No sé cómo estarás con tu agenda hoy en Mar del plata, pero si tenes ganas, te esperamos en la Peña La Mitad más uno para mostrarte nuestra sede y charlar entre bosteros. Abrazo grande“, fue el mensaje de un tal “Julián”, a quien no conocía ni había escuchado nombrar jamás. Jugado por jugado, le conté de mi situación y de mi (no) entrada: “Creo que sobra una”, me respondió. Diez minutos después, el ticket ya estaba seguro. Y ese tal Julián se convirtió en el salvador del día.

Nobleza obliga, el contacto del club se esforzó y finalmente ofreció una platea descubierta, pero la chance de ir a popular y de agradecer en persona al ex desconocido solidario pesó más. Pasé por la peña, abracé a Julián ya como un amigo, charlamos un rato largo, me mostró la hermosa peña que mantienen en calle San Juan. Fui para la cancha a encontrarme con amigos de la Bombonera, se disfrutó de volver a seguir a Boca afuera y quien escribe mantuvo su invicto en MDQ con el empate. El domingo se aprovechó al 100% el sol, con playa y almuerzo en la costanera.

Esto es Boca. La excusa para ser feliz, para hacer un viaje, para ayudar o agradecerle a un desconocido con el que sólo te hermana la azul y oro, ni más ni menos. Reversionando una frase histórica, “para un bostero no hay nada mejor que otro bostero”. En la vida misma y hasta en Instagram.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

A fuerza de voluntad

Conocé a Nicolás Capaldo, el juvenil que en su cuarto partido en Boca defenderá el mediocampo en una final: capitán desde chico, con personalidad y físico y con una técnica que fue depurando con constancia y entrenamiento extra. “Es el jugador que estamos buscando”, dicen sus entrenadores de Inferiores.

Rearmando el medio

Boca tiene bajas sensibles en la previa al partido decisivo de la Copa de la Superliga y Alfaro tendrá que plantear un nuevo mediocampo: ¿Qué opciones maneja? ¿El cambio de esquema es una posibilidad?

Boca siempre está

El Xeneize llegó a su 25 partido decisivo en este siglo: más de una final por año (y un triangular desempate). Después del triunfo sobre Argentinos y con Tigre en el horizonte, leé #DePrimera, la columna de Marcelo Guerrero.