Obligado

Tras la derrota con Paranaense, Boca necesita encaminar la clasificación a octavos de la Libertadores ante Wilstermann. Zárate otra vez será suplente: ¿el escudo no está delante de los nombres?

Tras la dura derrota por 3-0 con Athletico Paranaense, Boca no tiene otra alternativa que el triunfo ante Wilstermann para encaminar la clasificación a octavos de final de la Libertadores. El equipo boliviano le dio una mano al Xeneize con el empate ante Tolima, que le permitió conservar el segundo lugar en el grupo. Ahora será el turno del conjunto de Alfaro de aprovechar la oportunidad y hacerse fuerte en La Bombonera.

Alfaro volvería a prescindir de Zárate como titular, la figura de Boca en este 2019, tirando al tacho aquella carta de presentación en la que aseguró que “el escudo está adelante y el nombre detrás”. Ni el ex Vélez justificó su salida ni Tevez levantó el nivel al punto de convertirse en indiscutido. Si es uno u otro, si son incompatibles, no quedan dudas de que el presente de Mauro es muy superior.

Si bien se le puede reconocer al técnico del Xeneize que en la mayoría de los puestos tiene claro a los interpretes, hay otros en los que es difícil explicar qué dudas tiene. El caso mencionado de Zárate es uno. Otro es el de Bebelo Reynoso, cuyo rol en el equipo todavía no está claro. Alfaro lo considera uno de los más talentosos y el mejor capacitado para hacerse cargo de la gestación. Sin embargo, no termina de darle la continuidad necesaria para ver si el volante cordobés, que será titular ante Wilstermann, despega o se estanca.

En otro de los puestos que faltan certezas, Villa parece tener una leve ventaja sobre Pavón y será titular este miércoles en La Bombonera. En la zona central del medio, Nández y Marcone son número puesto. Y en el área, si bien Wanchope está entre los concentrados, aún no está recuperado de su lesión y Benedetto, que viene con la pólvora mojada, irá de arranque. El Pipa todavía tiene crédito y es cuestión de tiempo para que el arco se le vuelva a abrir.

Así, Boca formará ante Wilstermann con: Andrada; Buffarini, López, Izquierdoz, Mas; Villa, Nández, Marcone, Reynoso; Tevez y Benedetto.

Alfaro tiene que comprender que una de las principales debilidades de Boca en estos últimos años fue priorizar los nombres por encima de los rendimientos. Es una piedra con la que venimos tropezando hace mucho tiempo. Llegó la hora de corregirla y poner el escudo por delante…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

¿Por qué antes no y ahora sí?

Lo que no se repitió en una década, ya es común en el último lustro: otra vez Boca y River cara a cara en una Copa Internacional. ¿Cuáles son los motivos de estos cruces? ¿Qué ha cambiado en el último tiempo? Lo analizamos de cara a una nueva semifinal superclásica.

Otra vez presente

Boca pasó otra vez a semifinales: son diez en las últimas 15 Copas, mientras que todo el resto de los equipos argentinos llegan a once. El equipo de Alfaro mostró carácter de visitante y serenidad de local.

Los números cierran

Andrada llegó a su undécima valla invicta en 12 partidos, Boca ganó su cuarto partido seguido de visitante y el equipo de Alfaro ya se ubica puntero de la Superliga tras el 1-0 a Banfield.