Acomodado

Boca tuvo fútbol y carácter para remontar el 0-2 con el que comenzó el partido ante Deportes Tolima como visitante. Con goles de Zárate y Benedetto consiguió un punto que lo deja prácticamente en octavos.

La noche arrancó complicada para el Xeneize. No por el nivel demostrado: Boca tuvo un primer tiempo de alto vuelo, con veinte minutos iniciales forzando cuatro atajadas destacadas de Álvaro Montero; si no porque, en dos llegadas, Deportes Tolima convirtió dos goles. La defensa flaqueó en dos oportunidades: primero se equivocó Lisandro López y Álex Castro no perdonó; después un error compartido entre la marca endeble y la poca resistencia de Esteban Andrada le permitieron a Marco Pérez conseguir su gol. Difícil explicar que el equipo de Alfaro había sido mucho mejor pero que perdía 2-0 en el albor de la etapa inicial. 

Boca no dejó de ejecutar el plan de juego y siguió con su idea de crear desde la derecha de Zárate, la zurda de Reynoso y la habilidad de Villa. La posición de Benedetto fuera del área, casi como falso 9, fue fundamental para el descuento: ‘Pipa’ pivoteó de espaldas y le dejó servida la pelota a un Zárate que definió con precisión a la derecha del arquero para poner el 1-2. Un puñado de minutos después, el Xeneize continuó con sus combinaciones por el centro del campo y generó una jugada que terminó en penal a Nández, que Benedetto canjeó por gol y que puso el 2-2 con el que finalizó el primer tiempo.

La dinámica del partido cambió en los primeros minutos del segundo tiempo: Deportes Tolima creció mucho, empezó a manejar la pelota, encontró espacios y comenzó a complicar a Boca en los metros finales. El equipo de Alfaro buscó contrarrestar desde la lucha, pero el conjunto local siguió generando sensación de peligro y más con una defensa que no ofreció seguridad en toda la noche. Los últimos minutos fueron de puro roce, pierna fuerte y altercados entre los jugadores. Así fue pasando el tiempo y Boca se encariñó cada vez más con el punto que terminó consiguiendo no sin antes sufrir en los minutos finales: Andrada tuvo dos atajadones pasados los noventa minutos. 

Otra prueba superada para el Xeneize, que se vio muy abajo en el marcador sin merecerlo pero que tuvo fútbol y carácter para remontar y terminar igualando merecidamente más allá de los minutos finales. El punto le sienta bien a Boca: de cara a la última fecha, Tolima o Wilstermann están obligados a ganar con goleada en la altura boliviana y que el equipo de Alfaro pierda de forma holgada como local para remontar los siete goles de diferencia que hay. Casi, casi…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.