El que más copas jugó…

En un semestre repleto de competiciones, Boca irá en búsqueda de una que conoce muy bien y le viene siendo esquiva. Luego de tres intentos fallidos, el Xeneize tendrá otra oportunidad ante Rosario Central de lograr la Supercopa: por fin Zárate será titular.

Luego de tres frustraciones, la más lejana ante Arsenal en 2012, la más abultada ante San Lorenzo en 2016 y la más dolorosa ante River en 2018, Boca intentará romper su estigma en la Supercopa de este jueves ante Rosario Central. Es una deuda pendiente para el Xeneize, uno de los pocos títulos que no ha podido lograr en su historia pese a que tuvo varias chances. Además, puede ser la primera vuelta olímpica para Alfaro, que parece haber optado por el sentido común en un momento bisagra: Zárate, el mejor jugador del equipo en este 2019, reemplazará a Tevez, o a Nández en caso de que el uruguayo no esté recuperado de su lesión.

Como sucede con casi todos los trofeos en disputa, para buena parte de los medios será apenas una anécdota si Boca se consagra y será una catástrofe si no lo hace. Ni una cosa ni la otra. Por el momento de incertidumbre que atraviesa Rosario Central, la obligación es mayor para el Xeneize, que necesita resarcirse en un duelo definitivo tras las dos finales perdidas con River en 2018. El título significaría un desahogo y, tal vez más importante aún, un paso más para hacer el duelo de Madrid, dejar de ver en retrospectiva y apuntar a lo que vendrá.

Alfaro entendió, mejor tarde que nunca, que el escudo está delante de los nombres, como bien sostuvo en una de sus cartas de presentación. La suplencia de Zárate era insostenible desde hace tiempo. Sus últimas actuaciones demuestran que ya no solo es el mejor jugador de Boca, sino del fútbol argentino. Tevez estaba recuperado de su lesión aunque no de su nivel, que nunca volvió a ser el de aquel que se marchó a fines de 2016.

Salvo que Nández no esté en óptimas condiciones, el Apache irá al banco. El resto del equipo no sufrirá variantes. Reynoso era la duda para el ingreso de Zárate pero finalmente mantendrá su lugar en el equipo. Pese al gol de Pavón en el triunfo ante Godoy Cruz y su floja actuación ante Tolima en Ibagué por la Libertadores, Villa seguirá entre los titulares.

Así, Boca irá por la Supercopa con los siguientes 11: Andrada; Buffarini, López, Izquierdoz, Mas; Nández, Marcone, Reynoso; Zárate; Villa y Benedetto.

En un semestre repleto de competiciones, Boca irá por su segundo objetivo. No le alcanzó en la Superliga para luchar el título pero consiguió el pase a la Libertadores. En la Copa actual, tiene casi en el bolsillo el pasaje a octavos. En la Copa Argentina, con poco le alcanzó para avanzar. Y en la flamante Copa de la Superliga, Alfaro utilizó bien sus cartas y los suplentes le respondieron. Llegó el momento de ratificar este breve ciclo en un partido por un título.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Las dolorosas

Ni en las buenas ni en las malas: Boca atraviesa un proceso inédito en su historia con la dicotomía del protagonismo constante y las frustraciones acumuladas. Una radiografía sobre el momento xeneize.

¿Cómo pensar el futuro?

Con la memoria de tiempos dificiles y algunas certezas del presente, Boca deberá recuperarse de otro golpe más en la Libertadores. El hincha seguirá estando.

Siempre habrá fe

Un Boca suplente tuvo una floja actuación y cayó ante Racing. La mira está puesta en River: pese a todo, se puede revertir el 0-2 sin ventajas administrativas, apretadas a árbitros, butacas incineradas ni ayudas del VAR.