Supercampeón

Boca tuvo que sufrir para festejar. El Xeneize fue mejor y mereció el título en los noventa minutos, pero recién encontró la consagración en los penales: Andrada atajó uno e Izquierdoz le dio el título.

Los partidos definitorios igualan y más si hay un título en juego. El primer tiempo fue una muestra de eso, no importó como llegó cada equipo en la previa y la paridad quedó marcada en el punto en que el equipo de Alfaro inquietó a Central con más de una decena de pelotas paradas, pero la más clara la tuvo el conjunto rosarino con un remate de afuera del área que obligó a una gran atajada de Andrada. Boca podría haber desnivelado el marcador si Villa tomaba la decisión correcta en los metros finales en algunas de sus incursiones por la banda derecha.

En la segunda parte la historia fue bien distinta. Central se refugió cada vez más cerca de su arquero y Boca aprovechó para inclinar la cancha como pocas veces lo hizo en el semestre. El Xeneize desbordó cada vez que quiso por la banda derecha: Villa fue incontrolable y Nández también aportó lo suyo. El equipo de Alfaro pegó tres tiros en los palos: Pavón el primero, con una pelota que luego pareció picar adentro, Benedetto en el rebote y minutos más tarde fue Nández. El Xeneize claramente mereció el título en los 90 minutos, pero tuvo que ir a los penales.

La definición desde los doce pasos tuvo a Boca pateando siempre en el segundo turno y un central muy efectivo que le tiró la presión constantemente. Los primeros diez penales fueron adentro pero cuando le tocó a Rinaudo apareció Andrada y se quedó con el primer penal. Luego Izquierdoz convirtió el 6-5 con el que el Xeneize cortó la racha adversa de finales perdidas y ganó la Supercopa.

Boca logró su primer título del año en una Copa que le fue siempre esquiva. Alfaro, y muchos otros jugadores, sumaron su primera estrella en la institución. Ahora queda cerrar el semestre de la mejor manera, peor mientras tanto…

Salud Xeneizes, ¡somos campeones! 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.