Lluvia de goles

Con una tormenta pasajera de por medio, Boca superó sin inconvenientes a Godoy Cruz y avanzó a la siguiente ronda de la Copa de la Superliga. Fue 3-1 con un doblete de Wanchope y otro de Záarate para un global contundente de 5-2.

Con el agua como protagonista principal durante el primer tiempo, Boca encontró un gol tempranero de Wanchope en un tiro de esquina que le dio tranquilidad al sacar una diferencia aún mayor en una serie que ya lo tenía arriba desde el duelo de ida en Mendoza. Después del 1-0 apareció la lluvia y con ella se desnaturalizó totalmente el partido: a medida que pasaron los minutos, el terreno se hizo cada vez más imposible y promediando el primer tiempo se tuvo que parar hasta que frene la caída de agua. 

Pasada la tormenta, se completó la primera parte en una situación poco recomendable para practicar fútbol. De hecho, en la última jugada del tiempo reglamentario, una entrada peligrosa de un defensor del Tomba terminó con un golpe que sacó de la cancha a Bebelo Reynoso.

Ya sin la copiosa lluvia que protagonizó el primer tiempo, pero con un terreno de juego bastante maltrecho, se disputó la etapa complementaria. Otro gol rápido de Wanchope pareció poner punto final al partido. Boca controló con el global de 4-1 y Godoy Cruz mermó su vehemencia para evitar cualquier contratiempo con una lesión o una expulsión que le complicará más la cosa. En el tramo final, el Tomba pisó el acelerador, llegó al descuento y hasta generó un par de situaciones claras para llegar a la igualdad pero Zárate de tiro libre le devolvió la tranquilidad al dueño de casa. 

Ni la lluvia pudo con Boca, el Xeneize completó su fiesta post-Supercopa con un triunfo sin sobresaltos ante Godoy Cruz. El equipo de Alfaro ya está entre los ocho mejores del certamen nacional y, mientras espera rival para siguiente ronda, pondrá la cabeza en el último partido de la fase de grupos de la Libertadores.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.