Sin especulaciones

Boca ganó sobre la hora y se quedó con el grupo. El Xeneize dio vuelta la historia y superó por 2-1 al Paranaense con un ingreso determinante de Tevez.

Boca afrontó el partido con la comodidad de saberse clasificado con el empate, y hasta con alguna derrota de corta diferencia, y con la complejidad de un campo de juego excesivamente mojado que con el correr de los minutos se fue  haciendo cada vez más intransitable. El equipo de Alfaro encontró un camino para lastimar por la banda derecha, Buffarini fue casi un extremo pero siempre finalizó con malos centros. La visita intentó salir de contra pero no llegó nunca con peligro al arco de Andarada. Cero a cero cantado.

El comienzo del segundo tiempo fue muy desprolijo y Boca dejó feas sensaciones: el equipo se refugió muy atrás y empezó a sufrir ante cada ataque del equipo brasileño. Si había una manera de abrir el marcador era de pelota parada y así lo hizo Paranaense, con la colaboración de una floja salida de Andrada, una marca deficiente de Izquierdos y la ubicación de Marco Ruben. El local reaccionó rápido y, con buen ingreso de Tevez, tardó siete minutos en encontrar la igualdad gracias a un toque preciso de Lisandro López. 

En los minutos finales, la gente empujó a Boca para ir a buscar los tres puntos. Lo tuvo en los pies de Zárate, después de una asistencia de Tevez, pero contuvo bien el arquero. Los brasileros se quedaron con uno menos por la expulsión de su volante central. El Xeneize inclinó la cancha y después de tirar casi una decena de centros imprecisos, un rebote quedó en el pie de Tevez que definió con un derechazo rasante para darle los tres puntos a Boca sobre la hora y desatar la euforia de su gente.

El equipo de Alfaro no especuló con la posibilidad de evitar cruces mano a mano con equipos argentinos que le daba el segundo puesto y fue a buscar con determinación los tres puntos. El ingreso de Tevez fue clave, no sólo por el gol, para que Boca se quede con el primer puesto del grupo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.