La voluntad de Boca

#DePrimera, la columna de Marcelo Guerrero después de cada partido de Boca: el papel de Carlitos, otro brasileño que se rinde a la Bombonera y los octavos de final que se vienen.

Algunos dudaban sobre la voluntad de Boca: ¿buscaría ganar para conseguir la primera posición en su grupo o se conformaría con un segundo puesto, para así evitar cruces indeseables? Seguramente nunca escucharon el himno de la institución, ese que habla de colores electrizantes, de partidos contra los mejores del mundo y de un equipo que nunca teme luchar. Probablemente nunca experimentaron la sensación de una Bombonera que empuja, que obliga, que aprueba cada barrida con euforia.

Por si había algunas sospechas acerca de la actitud boquense, los cambios del entrenador confirmaron la decisión de ir por los tres puntos. Y el ingreso de Tevez, ya 0-1, le dio tintes épicos a otra inolvidable noche copera, con media hora determinante y uno de los goles más festejados desde su segunda vuelta.

Boca selló con autoridad su clasificación a octavos, la decimoquinta consecutiva desde el 2000. Lo hizo con una victoria sobre Athletico Paranaense, campeón de la Sudamericana 2018, otro brasileño que se suma a la lista de vencidos en competencias internacionales, detrás de Cruzeiro, Atlético Mineiro, Corinthians, Flamengo, Palmeiras, Vasco da Gama, San Pablo, Inter, Paysandú, Santos, Sao Caetano, Gremio y Fluminense.

El gol de Carlitos cerró una semana perfecta, que se inició con la atajada de Andrada a Rinaudo más el penal de Izquierdoz y continuó con la clasificación a cuartos de la Copa Superliga (tras eliminar a un Godoy Cruz que también está en octavos de la Libertadores). Fueron tres festejos consecutivos, dos de local y en el barro, todos con la misma alegría, con esa sensación única que genera cada triunfo de Boca.

Mirá si después de un 2-1 sobre la hora alguien se va a preocupar por el rival que nos toque en agosto.

Por @marce63guerrero

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Arranque auspicioso

Boca derrotó 3-1 a Athletico Paranaense y cerró sus amistosos con dos victorias y goles de sus delanteros. El equipo de Russo comenzó su formación con el pie derecho.

El tiempo de Miguel

Russo tuvo su primer amistoso con un 2-0 tranquilo de Boca ante Universitario. Recuperar la paciencia y la calma en un club convulsionado es una de las tareas del DT.

El regreso de Pol

Descubierto por Falcioni, borrado por Bianchi, repatriado por Riquelme: redescubriendo a Pol Fernández.