Aprovechar los momentos

Ante América, Zárate convirtió dos goles viniendo desde el banco de suplentes. Cómo administrar la abundancia en algunos puestos del plantel.

Desde que decidió saltar el cerco familiar y seguir los deseos del corazón, la titularidad de Mauro Matías Zárate en Boca es sujeto de controversia en redes sociales, paneles de televisión y sobremesas de amigos.

Incluidos amistosos y oficiales, Zárate lleva 53 partidos con la camiseta azul y oro. Gracias a los dos al América mexicano en New Jersey, primero de los tres compromisos de la gira, suma 19 goles. Convirtió tres de esos tantos en los 12 encuentros que jugó completos. Sus dos dobletes, el de anoche y el de la Copa Libertadores ante Jorge Wilstermann, fueron viniendo desde el banco.

Los datos no buscan deslegitimar una eventual inclusión de Mauro entre los 11 iniciales: sólo se trata de sugerir que hay situaciones, momentos, rivales… Durante el primer semestre de 2019, la mejor actuación de Tevez -para apuntar a un competidor directo por el puesto- probablemente haya sido contra Athletico Paranaense en la Bombonera. Con una entrada de 25 minutos, Carlos resultó decisivo para ganarle 2-1 al adversario de octavos.

Hay jugadores como Pavón y Villa que necesitan de mucho tiempo para imponer sus condiciones: son los que sacan diferencia física y desgastan al marcador. Zárate es capaz de desequilibrar en lapsos breves y espacios mínimos, especialmente por su técnica para golpear la pelota fija o en movimiento. Lo importante, lo que cuenta, es que mete goles y los grita para Boca.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

¿Por qué antes no y ahora sí?

Lo que no se repitió en una década, ya es común en el último lustro: otra vez Boca y River cara a cara en una Copa Internacional. ¿Cuáles son los motivos de estos cruces? ¿Qué ha cambiado en el último tiempo? Lo analizamos de cara a una nueva semifinal superclásica.

Otra vez presente

Boca pasó otra vez a semifinales: son diez en las últimas 15 Copas, mientras que todo el resto de los equipos argentinos llegan a once. El equipo de Alfaro mostró carácter de visitante y serenidad de local.

Los números cierran

Andrada llegó a su undécima valla invicta en 12 partidos, Boca ganó su cuarto partido seguido de visitante y el equipo de Alfaro ya se ubica puntero de la Superliga tras el 1-0 a Banfield.