Tranquilo en Brasil

#DePrimera, la columna de Marcelo Guerrero: Boca volvió a ganar en tierras vecinas y se vuelve con calma a Buenos Aires. Es el único argentino que ganó el primer duelo de los octavos de final.

Bajo el título «Paranaense busca repetir triunfo de primera ronda ante Boca», casi una arenga, la página oficial de Conmebol destacaba una estadística del seis veces campeón de América: jugó en Brasil cuatro de sus nueve partidos como visitante en las Libertadores 18/19 y no ganó ninguno. Omitía la entidad regional un mínimo detalle: solo perdió el encuentro de este año por fase de grupos en Curitiba, igualó los tres restantes y con dos de esos empates eliminó a Cruzeiro y Palmeiras.

La noticia relevante desde el punto de vista numérico, que quizás no publique la organización sudamericana, es que Boca se presentó cinco veces en tierra de los pentacampeones del mundo por octavos de la Libertadores y sigue invicto: 1-1 vs. Corinthians 91, 4-2 a Paysandú 03, 2-1 a Cruzeiro 08, 1-1 vs. Corinthians 13 y el 1-0 de la víspera ante Paranaense.

La serie no quedó resuelta ni mucho menos, pero garantiza al menos un buen clima para recibir a De Rossi y la chance de ver sin consecuencias estomacales los programas del mediodía.

Boca fue el único de los seis argentinos participantes que salió primero en su zona. Fue también el único que sumó una victoria en el arranque de los cruces decisivos. Deberán ingeniarse más de costumbre los meteorólogos de crisis para encontrar los motivos de alguna tormenta.

Para peor, marcó el gol uno de los refuerzos traídos en el mercado de pases más cuestionado de la historia.

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo.
    No nos olvidemos que hoy, para la CONMEBOL, Boca Juniors es su principal enemigo y quien lo está llevando a un juicio ante el TAS.
    No esperemos ninguna acción justa de parte de este entidad, ni de sus acciones a través del VAR.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.