La Boca cumple

Ícono porteño y cuna de pasión, el barrio de La Boca celebra sus 149 años. De origen genovés, abrazó las clases populares argentinas con un club fundado en Plaza Solís.

El querido Antonio Carrizo, en un video que todo hincha debería escuchar al menos una vez por semana, dice con su locución magistral: “Nosotros seremos recuerdo, vaga nostalgia, pero estarán el Riachuelo oscuro, los amaneceres grises y las noches secretas del amor”.

Antonio explica poéticamente que Boca y su barrio, conocidos en el mundo, nos sobrevivirán más allá de los resultados, de los ciclos económicos, de los rivales de turno y de las piedras que aparezcan en el camino o en los aires.

El 23 de agosto de 1870 se toma como fecha fundacional del barrio. La Boca, actual parte de la Comuna 4, era el lugar donde se instalaban miles de extranjeros, en su mayoría italianos, que llegaban a hacerse la América con el único soporte de sus manos y su corazón.

Para Sergio Brignardello, orgulloso hijo de genoveses, directivo y profundo conocedor de la historia xeneize, “el gran mérito de Boca fue haber unido a esos esforzados inmigrantes con la gente humilde que vino del Interior para trabajar en el barrio”. Según su mirada, “el club no quedó reducido a una colectividad, se amplió y eso ayudó a su tremenda popularidad. Influyó muchísimo el ambiente de los conventillos. Ahí se juntaban italianos, españoles, alemanes, polacos…”.

Génova, pueblo marino por excelencia, fue el principal origen de los primeros vecinos de La Boca. El escudo del barrio tiene la cruz roja que identifica a esa región de la Liguria, además de las imágenes del puente, las herramientas de trabajo, los barcos y la paleta del pintor. Benito Quinquela Martín fue el artista cumbre y el que mejor retrató a la gente del lugar, con murales neoimpresionistas que todavía hoy son admirados.

barrio la boca 1

Juan de Dios Filiberto, autor de la música de tangos emblemáticos, fue otro de los notables. Suyos son los acordes de Caminito, con letra de Gabino Coria Peñaloza, homenaje a la calle de Buenos Aires más visitada por los turistas. “Caminito que todas las tardes / feliz recorría cantando mi amor / no le digas si vuelve a pasar / que mi llanto tu suelo regó…”.

Citando nuevamente a Don Antonio Carrizo: “El barco sueco seguirá horadando la niebla del Riachuelo con sus sirenas… Las voces serán otras, pero el azul y el oro seguirán. Para siempre”.

Tags

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

A quebrar rachas

Boca ya está listo para visitar Núñez: buscará convertir en una cancha donde le ha sido difícil en las últimas presentaciones internacionales. La lupa también estará sobre los fallos arbitrales…

Sin lamentarse

La desazón por el triunfo que se escapó ante Newell’s y el penal no cobrado por Herrera debe pasar rápido. El equipo alternativo ratificó la solidez defensiva de los de Alfaro.

Hay equipo

Boca confirmó su nivel con una sólida tarea de todo el elenco de Alfaro. La defensa parece tener nombres propios y en el ataque aparecen variantes. Hay confianza para lo que viene.