Hay equipo

Boca confirmó su nivel con una sólida tarea de todo el elenco de Alfaro. La defensa parece tener nombres propios y en el ataque aparecen variantes. Hay confianza para lo que viene.

Al cabo de una semana en la que se habló mucho sobre números e historia, el nuevo triunfo de Boca invita a ocuparse más de conceptos y futuro.

Hay un plan de juego, una formación base y una eficacia sujeta a los ejecutantes. La idea madre es garantizar la menor cantidad de llegadas rivales. Si bien Weigandt respondió en compromisos importantes y Fabra puede aportar soluciones ofensivas, como aquellas dos asistencias en Paraná, la defensa titular parece ser la que salió indemne del Nuevo Gasómetro, con Buffarini y Más en los laterales.

El doble cinco Marcone-Capaldo combina ubicación y despliegue, más un correcto manejo de pelota. Reynoso recuperó su mejor forma, la que mostraba antes de que lo lesionaran con Godoy Cruz. Mac Allister bajó respecto de su auspicioso inicio. Habrá que ver cómo vuelve Zárate y si, además de pelota quieta, es capaz de aportar en el retroceso.

Salvio es la opción principal para el costado derecho: supera a Villa en capacidad de resolución, como quedó a la vista con un par de contraataques. La expectativa grande es el retorno de Ábila, por más que Soldano y Hurtado hayan convertido ante San Lorenzo (insólitamente, solo validaron el segundo).

El equipo transmite sensación de seguridad y, además de los merecidos elogios al arquero, debe destacarse la pericia de Alfaro para armar en poco tiempo una estructura sólida, que ya sorteó varias pruebas difíciles.

Vienen días de alta exigencia. Boca tiene equipo para enfrentarlos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

De vuelta candidato

Boca rescató un punto en Liniers, nuevamente mantuvo la valla invicta y alcanzó la cima del torneo. Con solidez atrás y vitalidad al medio, el Xeneize necesita activar su delantera.

Festejar los gritos

Boca convirtió ante Arsenal los mismos goles que en las ultimas cinco fechas. A pesar de ver una defensa algo más expuesta, una goleada siempre es para valorar.

Una derrota diferente

Boca tuvo la pelota y buscó atacar, pero le convirtieron fácil y perdió la punta del torneo. En momentos difíciles hay que apoyarse en las fortalezas y la de este Boca ha sido la solidez.