Razones de otro golpe

El nivel de River, los desarmes de Boca y el VAR, protagonistas de otra derrota copera en un superclásico. Aún queda la vuelta y, aunque cueste, todavía cantamos.

Boca no ganó ninguno de los últimos siete partidos internacionales ante su clásico rival: seis partidos y 5/6, si somos rigurosos, deducidos 45 minutos de 2015 y agregados 30 de 2018.

Surgen con nitidez al menos tres factores para explicar esta seguidilla adversa.

Primero, hidalgamente, se deben reconocer las virtudes ajenas. Con distintos intérpretes y similar libreto, Gallardo ha obtenido resultados notables. Sería motivo de otra nota analizar las razones por las cuales no ha logrado la continuidad de esos altos rendimientos en los siete torneos locales que lleva disputados.

Segundo hay que mirar adentro. Hasta ahora Boca ha decidido renovar masivamente sus planteles después de cada frustración copera, al extremo de que siete de los 11 iniciales en Madrid y su DT se han ido. No es la política que aplican los grandes de Europa, en afán de buscar comparación. Por supuesto que había casos sensibles. Pablo Pérez, el capitán, quedó en la mira por aquel festejo contra Talleres. Así de particular es nuestro club: un gol sobre la hora, clave para encaminarse al bicampeonato, deriva en un conflicto.

Tercero, tal vez más arriba en el orden de influencia, aparece el factor arbitraje. Siempre conviene recordar que, a raíz del bochorno de Delfino en dos clásicos consecutivos, para los cruces entre cuadros de un mismo país empezaron a designar jueces extranjeros. También es necesario consignar que River acumula seis penales en sus últimas seis series de Conmebol, todos por VAR y todos para ponerse en ventaja.

Cuesta transmitir optimismo en este escenario, pero es obligación hacerlo. Ya nos han dado por muertos y todavía cantamos.

Comentarios

  1. River acumula seis penales en sus últimas seis series de Conmebol, todos por VAR y todos para ponerse en ventaja.
    podrias pasarme el dato preciso de los 6 penales?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Festejar los gritos

Boca convirtió ante Arsenal los mismos goles que en las ultimas cinco fechas. A pesar de ver una defensa algo más expuesta, una goleada siempre es para valorar.

Una derrota diferente

Boca tuvo la pelota y buscó atacar, pero le convirtieron fácil y perdió la punta del torneo. En momentos difíciles hay que apoyarse en las fortalezas y la de este Boca ha sido la solidez.

Las dolorosas

Ni en las buenas ni en las malas: Boca atraviesa un proceso inédito en su historia con la dicotomía del protagonismo constante y las frustraciones acumuladas. Una radiografía sobre el momento xeneize.