De vuelta candidato

Boca rescató un punto en Liniers, nuevamente mantuvo la valla invicta y alcanzó la cima del torneo. Con solidez atrás y vitalidad al medio, el Xeneize necesita activar su delantera.

Los cuatro primeros de la Superliga no anotaron este fin de semana, otro dato que refuerza la paridad de un torneo donde hay tres puntos de distancia del 1 al 8 de la tabla. Boca -único no perdedor del lote de arriba- volvió a completar 90 minutos con la valla invicta, recuperó el liderazgo y, a diez fechas del cierre, es un serio aspirante al título.

Además de los números, ¿qué respalda su candidatura?

Solidez del bloque defensivo. Aun cuando pierda la posesión y pase demasiado tiempo dentro del campo propio, como sucedió en Liniers, a Boca no le llegan tanto. La expulsión de Fabra tal vez termine de permitir la entrada de Alonso, quien parece dar mayores garantías de marca y compensa su menor salida con juego largo.

Vitalidad en la media cancha. Almendra (19), Mac Allister (20) y Capaldo (21), todavía en proceso de consolidación los tres, aportan músculo para la lucha. También son capaces de pisar el área rival. Reynoso, próximo a cumplir 24, ofrece un toque distinto, le falta mejor lectura de situaciones: hay que confiar en él.

Experiencia en la conducción. Alfaro, como cualquiera que no ha tenido mucho, arriesga poco. Es buen técnico para este momento de Boca. Y aunque a veces hable tendido, su discurso grita verdades que algunos callan por desconocimiento o conveniencia. Si los delanteros le dan una mano, va a tener premio.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Festejar los gritos

Boca convirtió ante Arsenal los mismos goles que en las ultimas cinco fechas. A pesar de ver una defensa algo más expuesta, una goleada siempre es para valorar.

Una derrota diferente

Boca tuvo la pelota y buscó atacar, pero le convirtieron fácil y perdió la punta del torneo. En momentos difíciles hay que apoyarse en las fortalezas y la de este Boca ha sido la solidez.

Las dolorosas

Ni en las buenas ni en las malas: Boca atraviesa un proceso inédito en su historia con la dicotomía del protagonismo constante y las frustraciones acumuladas. Una radiografía sobre el momento xeneize.