Un futuro renovado

Boca cayó en Rosario pero la noticia estuvo en Brandsen 805: la fórmula Ameal – Pergolini – Riquelme se impuso con diferencia y será la nueva conducción del club. Una lista de pedidos navideños para la próxima dirigencia.

Hay resultados más fáciles de explicar que otros. Era previsible una derrota en Rosario, sexta consecutiva por torneos locales, dados el ambiente hostil, la performance ofensiva como visitante (un gol en las últimas tres salidas) y otro arbitraje que no ve penales en el área rival.

También podía esperarse un triunfo opositor en estas elecciones récord, porque el superávit económico, las obras en Ezeiza y Casa Amarilla, el crecimiento patrimonial, los sponsors internacionales, el wifi en la Bombonera y las 46 fechas como puntero valen hoy menos en la rigurosa evaluación del hincha que una Copa Libertadores. Ni hablar si en el cierre de campaña del trinomio vencedor aparecen varios de los que fueron determinantes para ganar las de 2000, 2001, 2003 y 2007, con Riquelme como bandera.

Boca debe ser garra y corazón -entre muchos valores- dentro de la cancha, pero necesita calma y razón desde la dirigencia para manejar un día a día que a veces apabulla. En la nueva conducción hay gente que ya surfeó las olas del maremoto. A manera de deseo, más que de sugerencia, va una lista de pedidos, todos futboleros, aprovechando que ya se acerca Nochebuena.

1) En coincidencia con el número, retener al 1. Desde 1920 con Tesorieri, Boca siempre tuvo un gran arquero por década. El de la próxima es Andrada: todavía no cumplió 29 años.

2) Incorporar poco, no renovar masivamente el plantel. La prioridad es un 9 de esos que no precisan de situaciones favorables para meter goles.

3) Darles pista a pibes de Inferiores con proyección. Detalle significativo en un club con tanta repercusión: ¿recuerdan escándalos de alguno formado en la cantera?

4) Bajar las revoluciones, desacelerar. Hacer de Boca el más grande del país llevó casi un siglo. Armar un equipo campeón demanda su tiempo. Que nuestro altísimo estándar de exigencia se corresponda con niveles semejantes de paciencia.

5) Destruir el mito de la #AFABostera que inventaron Tinelli y Gallardo con la complicidad de algunos difamadores de papel y editorialistas de cartón. No dejarse dormir a la hora de designaciones, fechas y sedes. Defenderse sin prepotencia ni antigüedades, con firmeza y documentos (pdf o jpg, para lucir modernos).

6) Inculcar en las generaciones jóvenes el sentimiento de pertenencia, al margen de los azares de la pelota. Un camino es la posibilidad de ir como visitantes. Ponerse a trabajar para que haya público de Boca en Córdoba, Santiago y Santa Fe.

7) Apuntar con tutti a esta Superliga. Después será momento de pensar en la Copa que desvela.

Seguramente ha habido mejores años, Boca, pero no importa. Ya se sabe que, en 2020, millones de hinchas volverán a estar contigo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.