Arranque auspicioso

Boca derrotó 3-1 a Athletico Paranaense y cerró sus amistosos con dos victorias y goles de sus delanteros. El equipo de Russo comenzó su formación con el pie derecho.

Es buen augurio convertir cinco goles en este arranque, incluido el doblete de Zárate en un cuarto de hora, tras haber terminado 2019 con uno en dos fechas. No es lo mismo amistoso que oficial, como tampoco se compara un DT dueño de tres Intercontinentales con otro que no compitió, pero sabemos de sobra que hasta partidos de preparación constituyen obligaciones para Boca.

Además del arquero, los dos que completaron 180 minutos en San Juan fueron Buffarini y Reynoso. Son decisiones de Russo: darles confianza al lateral con más experiencia, en un puesto donde hay alternativas, y al volante con mayor capacidad de toque y gambeta. Emanuel (24) apenas tiene una docena de juegos enteros con la camiseta xeneize.

Escuchá el podcast: El regreso de Pol

Si uno repasa formaciones del Boca 2007, notará que había cuatro mediocampistas más un delantero en auxilio, Palacio, el que «definía mal» y a los 38 sigue en Italia (Salvio o Villa cumplirían ese rol). Poblar el centro de la cancha con futbolistas capaces de manejar la pelota es algo que Bilardo aplicó en un recordado Estudiantes 82/3 (con el propio Miguel, Ponce, Trobbiani y Sabella en la zona de gestación) y por supuesto en el campeón mundial 86.

La Superliga, de golpe revalorizada con 13 de 24 participantes separados por seis puntos, es el primer compromiso. Boca, ganador de tres de los últimos cuatro torneos largos y tercero en el restante, está entre los candidatos. Y aunque lleven tiempo anunciando su caída, permanece de pie. Como dijera el escritor Mark Twain, luego de que un diario informara erróneamente su fallecimiento: las noticias sobre mi muerte han sido exageradas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.